fbpx

No te preocupes si antes de viajar a Oslo, la capital de Noruega, te surgen muchas dudas sobre qué visitar, qué comer o qué hacer. Lo primero que tienes que saber es que se encuentra en el sur del país, muy cerca (a poco más de una hora) de la frontera con Suecia. Por ello, si tienes tiempo, puedes acercarte al país de al lado para conocerlo también.

Con una temperatura media en invierno de -7 ºC y 20 ºC en verano, Oslo ofrece dos caras diferentes en función de la época del año en la que decidas visitarla. Además, en los meses de invierno, no puedas ver auroras boreales en la ciudad y tiene muy pocas horas de luz, por lo que tendrás que aprovechar al máximo el día. Esto no sucede en verano, cuando el día dura hasta 18 horas.

Si quieres conocer más de la capital noruega, en este post te lo contamos.

¡Bienvenido a Oslo! O mejor dicho, jeg velkommen!

Oslo, la capital de Noruega

Lo primero que debes saber es que Oslo se ubica en el fiordo que lleva su mismo nombre y está rodeada de colinas arboladas. En ella viven más de 680.000 habitantes, pero ¿cuántos habitantes hay en Noruega? ¡Solo poco más de 5 millones de personas!

Su arquitectura es famosa en el mundo entero y su historia tiene más de 1000 años. Moderna y para todo tipo de turista, Oslo tiene un sinfín de barrios diferentes entre sí y parques que llamarán tu atención, pero sobre todo Oslo es una ciudad verde. ¿Sabías que en 2019 fue Capital Verde Europea? Es una ciudad que apuesta por la sostenibilidad y el medio ambiente.

Desde 1814 Oslo es la capital de Noruega y en ese mismo año redactó su propia constitución. En la ciudad podrás visitar su ayuntamiento, un edificio de 1950 decorado con motivos históricos y culturales del país. Es el lugar donde cada año el 10 de diciembre se entrega el Premio Nobel de la Paz. Si quieres conocer este edificio, aprovecha para visitarlo cerca de las horas en punto puesto que el carrillón da las campanadas con melodías. ¡Es todo un espectáculo!

Vistas de Oslo

Vistas de Oslo con el Ayuntamiento

Actividades en Oslo

¿En qué ciudad del mundo puedes esquiar como dar un paseo canoa? ¡En Oslo!

Lo primero que la gente piensa es que en Noruega no hay playa y que mucho menos hay lugares para darse un chapuzón en verano (o en invierno si eres valiente). La zona de baño de Sørenga está muy cerca del centro y tiene una enorme piscina en el fiordo. Playa, una zona infantil y trampolines para saltar hacen que los días de sol en Oslo esté repleto de gente. ¡Un plan para todas las edades! En invierno, se sigue utilizando pero en este caso como sauna y baños de hielo. Otras zonas de baño son Tøyenbadet, al este, Frognerbadet, en el lado oeste de la ciudad, o la playa urbana de Tjuvholmen.

Otro plan en Oslo es visitar su fiordo. Aunque no tiene nada que ver con los del oeste del país, el fiordo de Oslo tiene 100 kilómetros de longitud y las islas con sus playas en verano son el lugar perfecto para tomar el sol entre lugareños y turistas. ¡Cada isla tiene su historia!

Fiordo de Oslo en Noruega

Isla en el Fiordo de Oslo

¿Visitas la capital en mayo? ¿El 17 de mayo? Es el Día de la Constitución y para los noruegos es motivo de una celebración enorme. Ese día las calles de todo el país se llenan de banderas y de desfiles, sobre todo en Oslo, donde alrededor de cien mil personas participan y un centenar de colegios desfilan junto al Palacio Real, desde donde saludan los miembros de la familia real noruega.

¿Y en invierno? ¡Nieve, nieve y nieve! Es el principal atractivo de Oslo. Practicar esquí de fondo, patinar sobre hielo, descubrir el esquí alpino o descender en trineo por el tobogán de nieve más conocido por los habitantes de la capital: Korketrekkeren o “Sacacorchos”. Está junto a Holmenkollen, un templo para los amantes del esquí.

Comer y beber en Oslo

Con platos variados donde se combina la cocina tradicional y los productos culinarios noruegos, ¡así es la gastronomía de Oslo! Podrás escoger entre locales con comida internacional o delicatessen importadas en el mercado Mathallen, en Vulkan. ¿Qué te parece esta opción?

Si quieres algo más exclusivo, Maaemo es tu opción. Tiene tres estrellas Michelin y juega con los productos locales y ecológicos al mismo tiempo que con las tendencias culinarias del momento.

Por supuesto, el salmón y el bacalao son los protagonistas de los platos en Oslo. Solo tienes que elegir la versión que más te guste y disfrutar de estos manjares noruegos.

Parque Vigeland

El parque más curioso y diferente de la ciudad de Oslo es el parque Vigeland. Recibe casi un millón de visitantes al año y no es para menos. Con más de 200 esculturas de hierro forjado, bronce y granito, lleva su nombre por el escultor Gustav Vigeland. Se dedicó toda su vida a realizar estas curiosas esculturas y también se encargó de diseñar el conjunto arquitectónico del parque. ¡La entrada es gratuita y abre las 24 horas del día durante todo el año!

Escultura parque Vigeland Oslo

Una de las 200 esculturas del Parque Vigeland

Y por si te sabe a poco, junto al parque se encuentra el museo donde verás la mayor colección de arte de Vigeland, la historia del parque y, por supuesto, de las esculturas que hay en él.

Museo de los Barcos Vikingos

Si por algo es conocida Noruega, es por su tradición vikinga. En Oslo podrás ver uno de los tesoros de estos “piratas” en el Museo de los Barcos Vikingos. Te fascinarán estas embarcaciones y descubrirás que son las mejor conservadas del mundo y que antes de convertirse en embarcaciones funerarias para sus propietarios, surcaron los mares.

Esqueletos, tallas de madera y una proyección que te remontará a la época vikinga. ¿Te apetece descubrir esta historia?

Akershus

Entre la arquitectura moderna de la ciudad de Oslo, llamará tu atención el castillo de Akershus de 1300. Es de época medieval, aunque se transformó en un castillo renacentista a comienzos del siglo XVII.

Sus salones majestuosos se utilizan actualmente para realizar actos oficiales del gobierno y en la fortaleza de Akershus, el edificio largo y rojo, tiene exposiciones temporales de sus 700 años de historia.

Ópera

Redoble de tambores, ¡es el momento de visitar la mayor institución musical y de arte escénico de Noruega! Den Norske Opera & Ballet es el icono de la ciudad y en este edificio la ópera, el ballet y otros conciertos se celebran en alguno de los tres escenarios que posee mientras por el tejado pasean turistas y habitantes de la ciudad de Oslo. Sí, como lo lees, puedes pasear por la cubierta de la Ópera de Oslo.

Ópera de Oslo en Noruega

Vista general de la Ópera de Oslo

Si quieres visitar este lugar, hay visitas guiadas todos los días en noruega y en inglés donde te cuentan qué sucede antes de subir el telón.

Holmenkollen, el salto de esquí

Ya hemos mencionado antes la pasión de los noruegos por el esquí y por los deportes en la nieve. Holmenkollen está a las afueras de Oslo y guarda 4000 años de historia del esquí. Este legendario lugar es una de las instalaciones deportivas más visitadas del mundo y alberga competiciones legendarias de esquí desde 1892.

Holmenkollen museo de esquí Oslo Noruega

Vistas del trampolín de esquí de Holmenkollen

Además de ser un museo de este deporte, en sus exposiciones verás las expediciones polares de Nansen y Amundsen, la historia olímpica y más información relacionada con el esquí.

Pero no solo eso, también está la torre del trampolín. ¡Menudas vistas! Además, hay un simulador junto al salto para experimentar lo mismo que los esquiadores que descienden por una de las pistas más difíciles del mundo. Aquí tienes algunos datos de este salto: la estructura tiene 69 metros de altura, se construyó a partir de 1200 toneladas de acero, tiene más de 120 años de historia, se ha reformado 18 veces y la pista actual se instaló en el 2010.

¡A-lu-ci-nan-te!