fbpx

Sí, sabemos muy bien que Islandia está de moda. Por eso mismo, dependiendo de la temporada, a veces, cuesta encontrar alojamiento.

Tanto si tienes pensado ir con un viaje a Islandia cerrado como si vas a viajar por tu propia cuenta, el alojamiento es una de las cosas más importantes del viaje. Por eso, es muy  importante no dejarlo al azar.

En todo caso, para ayudarte a encontrar el alojamiento adecuado, hoy te daremos 7 consejos que te serán de gran ayuda para hospedarte sin problemas.

¡Comencemos!

Piensa en los lugares donde te gustaría pasar la noche

Para empezar, más allá de que el presupuesto sea importante, no tiene por qué se lo primordial.

Verás, en Islandia hay diferentes establecimientos en los cuales puedes pasar la noche o descansar y cada uno tiene un toque y esencia diferente al resto.

Puedes pasar la noche en un cómodo hotel con todos los lujos y comodidades que te puedas imaginar, como también puedes alojarte en una cabaña bastante propia de los países nórdicos que le dará un toque especial a cada noche en Islandia. Todo dependerá de lo que busques.

Si, por ejemplo, eres un viajero que ha tenido la oportunidad de visitar otros países, tal vez el tema de los hoteles sea un poco más de lo mismo. En ese caso, las cabañas o las mini granjas disponibles por toda la isla, le darán un toque diferente a tu viaje.

Aunque si quieres tener una aventura diferente, cerca de la capital hay varias zonas de camping disponibles para que puedas armar tu tienda de campaña y dormir al aire libre, algo totalmente impensado en casi cualquier otro destino.

Nota: las zonas de camping también dependen de la época del año  ya que cuando hace mucho frio se cierran temporalmente hasta que la temperatura se “normalice”.

Establo tradicional Islandia

 

Fija un presupuesto

Ahora sí. Con una idea más clara de dónde quieres descansar y pasar las noches, puedes comenzar a fijar un presupuesto para el alojamiento.

Las ofertas que hay por Internet son una buena referencia. En el caso de que prefieres que alguien se encargue de esta parte, las agencias de viaje especializadas en Islandia te resolverán la papeleta.

Echa un vistazo a las diferentes zonas y ciudades

Hay cerca de 25 ciudades en todo el territorio islandés (unos 100.000 km²), así que hay bastante donde mirar y apreciar. Y esto no es porque sea un territorio muy amplio que digamos, sino porque en cada ciudad y zona hay fenómenos, monumentos e historias diferentes.

Desde las aguas termales, pasando por las diferentes cascadas, arrecifes, monumentos históricos, valles naturales, excursiones para ver ballenas e inclusive auroras boreales. ¡Hay mucho por ver y fotografiar!

Te decimos todo esto para facilitarte la búsqueda del hospedaje, a menos que tengas pensado recorrer todas las maravillas de Islandia.

Si, por ejemplo, quieres darte un baño en el Blue Lagoon o ver las auroras boreales, la búsqueda de hospedaje fácilmente se puede centrar en Reikiavik y alrededores. O si quieras visitar algunas cascadas y ver las imponentes formaciones rocosas, los hospedajes en la zona de Selfoss te pueden servir.

Será cuestión de que diseñes un buen itinerario (punto 7) para que la búsqueda te resulte más fácil.

Imagen panorámica de Reikiavik

Qué ver en Reikiavik en un día – Panorámica desde Hallgrímskirkja

Compara las opciones on line

A pesar de que se trata de un viaje y no una compra normal por Internet, también puedes mirar las opciones on line para ver que encuentras, tanto en hospedaje como en vuelos.

Aplicaciones como Airbnb son estupendas para localizar alojamientos de todo tipo. Allí puedes encontrar habitaciones individuales, cabañas espaciosas, hoteles con ofertas, hostales y cualquier espacio disponible donde puedas pasar la noche.

Si vas en temporada alta, ¡asegúrate de reservar!

Esta es una regla fija no solo de Islandia, sino de cualquier otro lugar turístico al que acuda bastante gente.

La temporada alta es cuando más afluencia de personas hay, por lo que el nivel de reservas en todo tipo de alojamientos es mayor. Además, a mayor demanda, precios más altos. Ambas cosas juntas pueden hacer que te cueste bastante encontrar alojamiento y,si lo encuentras,  lo normal es que esté bastante elevado de precio.

La mejor opción si vas a ir en temporada alta es reservar con mucho tiempo de antelación. Hablamos de meses.

Si viajas sin reserva, prepara tu bolsillo para el primer día

Tanto si lo haces en temporada alta (no lo recomiendo) como si lo haces en temporada baja, los precios que te puedes encontrar para la primera noche pueden ser más altos de lo que esperas. Aunque eso dependerá también de las condiciones en las que llegues.

Si en el momento de tocar suelo islandés estás bastante cansado por las horas de vuelo (escalas, retrasos, etc) y no tienes ganas de comparar distintas opciones, fácilmente puedes acabar en el primer hotel que veas y pagar (hasta más de 100 euros) lo que haya que pagar sólo para reponer energías.

Si ese no es el caso, puedes darte una vuelta por los alrededores para comparar.

Viviendas típicas en Reykjavik

Diseña un buen itinerario

Por último, pero no menos importante, diseña un buen itinerario de viaje y combínalo con todos los consejos anteriores.

Tal vez tu primera noche sea en un hotel en la capital para no perder mucho tiempo en el traslado y descansar, pero la segunda puedes alojarte en una cabaña previamente contactada y así hacer con todos los lugares que tengas pensado visitar.

Cuando de viajes se trata, la organización siempre es necesaria.

Organízate siguiendo estos consejos y no tendrás problemas para encontrar el lugar adecuado para hospedarte.

Cuenta con Profesionales

Y, por supuesto si quieres no preocuparte y que todo salga muy bien, puedes contar con una empresa especializada en estos viajes como la nuestra. Un viaje a Islandia es un viaje que probablemente hagas una vez en la vida. Disfrútalo y elimina cualquier riesgo de aguarte el viaje. Llámanos y hablamos de tu viaje a medida 🙂