fbpx

Conocido por ser el asentamiento más antiguo de Islandia y la población más grande del distrito de Þingeyjarsýsla que sirve como centro neurálgico de la zona, Húsavík es sobre todo visitada para descubrir las ballenas que habitan en sus aguas. ¡Es la capital de las ballenas

En la bahía de Skjálfandi, hasta 23 especies de ballenas, incluida la ballena azul, y muchas colonias de frailecillos se han asentado en esta zona del norte de Islandia. Además, no solo puedes conocer a las ballenas en su hábitat natural, también en el Museo de los Cetáceos donde hay una réplica de un gran esqueleto de 22 metros de largo. 

Navegar por el océano en búsqueda de maravillosas criaturas, una vida cultural que no para de crecer, varios museos sobre historia, cultura y arte y mucha música de la mano de coros y grupos juegan un papel fundamental en la vida de los islandeses y de los turistas que visitan la zona. 

Y, gracias a su cercana localización al Círculo Polar Ártico, no podía faltar el sol de medianoche durante los meses de verano, especialmente en junio y julio, y las auroras boreales en su frío invierno. 

¡Comienza nuestro viaje a Húsavík!

El pueblo de Húsavík

Húsavík comenzó a formarse como un pequeño pueblo en el siglo XIX, siendo las principales industrias la pesca, los productos agrícolas y el comercio. No ha sido hasta hace unos años cuando el turismo ha llegado hasta Húsavík por diversos motivos: un atractivo entorno natural y paisajístico, distintas opciones de actividades y la cercanía a otros lugares del norte de Islandia

Vistas del puerto de Húsavík

Vistas del puerto de Húsavík en Islandia.

Pero no solo se puede visitar el Museo de los Cetáceos, también la Casa Museo de Húsavík. Así es como llaman los habitantes al centro cultural de la zona donde se encuentran el museo marítimo, de folclore y de historia natural. ¡Uno de los museos regionales más interesantes del país! 

Ya te hemos dicho que en Húsavík se originó el primer asentamiento de Islandia, en concreto fue una casa en el año 860 por un vikingo sueco. Pero no solo puedes disfrutar del avistamiento de ballenas en este pueblo del norte de Islandia, con numerosos alojamientos, restaurantes, cafeterías y cervecerías, los servicios en la zona de Húsakík ofrecen a los turistas diversas opciones para todos los gustos. Por supuesto en esta zona no podía faltar una piscina geotermal de agua salada cuyas aguas del mar invitan a descansar con vistas a la bahía y a una temperatura perfecta que oscila entre los 38 y los 39 grados. 

¡Mar y naturaleza! Esto último lo que encontrarás en los jardines Skrúdgardur de Húsavík. Un paseo por el lago lleno de patos o simplemente una vuelta por su pintoresco parque te harán desconectar durante las vacaciones. La entrada es por la casa de huéspedes Árbol, con gran interés histórico de 1903, o por el puente peatonal de Ásgarðsvegur. 

En el pueblo de Húsavík podrás visitar una iglesia muy diferente a las del resto del país, la Húsavíkurkirkja se construyó en 1907 con madera de Noruega. De color rojo y blanco, parece a simple vista una casa de los alpes suizos y con detalles realizados con lava en el altar. 

Iglesia de Húsavík en el norte de Islandia

Iglesia de Húsavík en el norte de Islandia.

Por último, llévate un bonito recuerdo de este pueblo en el norte de Islandia desde la cima de la montaña Húsavíkurfjall. ¡Tendrás unas vistas 360 grados de esta zona del país y, si subes en un día claro, podrás ver hasta el sur de Vatnajökull

Cómo llegar a Húsavík

Si estás conociendo Islandia en coche de alquiler, seguramente Húsavík sea uno de tus paradas en la ruta. Para poder llegar hasta este lugar, solo tienes que seguir la carretera principal del país, es decir, la Ring Road o Carretera 1. Por ella pueden circular todo tipo de vehículos y desde la capital, Reikiavik, hasta Húsavík son más de cinco horas de viaje. Recuerda que si vas a desviarte en el camino, deberás alquilar otro tipo de vehículo que se adapte a las condiciones del terreno

Si prefieres viajar en avión hasta Húsavík, el aeropuerto de Húsavík se encuentra a 12 kilómetros al sur del pueblo. Durante todo el año hay vuelos regulares entre Reikiavik y Húsavík con la compañía aérea Eagle Air

Por último, en autobús existe la posibilidad de llegar con el número 79 hasta Akureyri con salida desde la gasolinera N1. 

Avistamiento de Ballenas en Húsavík

La actividad que ha convertido a Húsavík en una de las atracciones más conocidas de Islandia es la observación de ballenas. Está claro que hay otros puntos del país desde los que puedes disfrutar de un viaje para observar a estos animales, pero Húsavík es el destino principal por contar con 11 especies (en Islandia se han avistado hasta 23 especies) durante el verano en sus aguas. En concreto, las que más se dejan ver por Húsavík en la bahía de Skjálfandi son la jorobada, los delfines de pico blanco y las ballenas azules

Avistamiento de ballenas en Húsavík

Viaje en barco para avistar ballenas en Húsavík.

Como curiosidad, dado el carácter tan afable y simpático de las ballenas jorobadas, las observarás alimentarse, saltar, golpear sus aletas contra el agua o simplemente asomando su cabeza para ver qué pasa a su alrededor. Por su parte, en el avistamiento de ballenas descubrirás que la ballena azul, el animal más grande de la Tierra, tiene una lengua que puede pesar lo mismo que un elefante y un corazón con un pero similar al de un coche

Es en los meses de junio a agosto, principalmente, cuando estos animales se acercan hasta la costa de Húsavík para alimentarse, por ello, desde el puerto de este pueblo islandés salen barcos que durante unas tres horas te llevan a conocer las ballenas. Además, en esta época, desde mediados de abril hasta mediados de agosto aproximadamente, los frailecillos anidan por la zona y muchas veces existe la posibilidad de dar un paseo hasta la isla de Lundey, el hogar por excelencia de los puffins. 

Hay que señalar que los meses para disfrutar de la observación de cetáceos en Húsavík es abril, mayo, septiembre y octubre, mientras que en los meses de marzo, noviembre y diciembre los barcos parten desde el muelle de Húsavík en busca de auroras boreales de Islandia. 

Y te preguntarás, ¿cómo es el viaje para avistar ballenas en Húsavík? Las compañías que allí trabajan tienen mucha experiencia y algunas llevan organizando este tipo de viajes desde los años 90. A día de hoy, se realizan excursiones en tanto en barcos más tradicionales de madera o en lanchas semirrígidas, pueden tener una mayor capacidad o ser para un grupo reducido de personas. ¡Tú decides cómo quieres vivir la experiencia de avistar ballenas en Islandia!

Avistamiento de cetáceos en Islandia

Disfrutando del avistamiento de cetáceos en Húsavík, al norte de Islandia.

Sin duda, aquellas personas que realizan el avistamiento de ballenas en Húsavík definen el viaje como “una experiencia que no olvidarás” y “una aventura que no te puedes perder”. ¡Las ballenas se dejan ver en el 98% de los viajes, lo que convierte a Húsavík en el lugar con mayor probabilidad de Islandia de ver ballenas!

La isla de los frailecillos

¡Bienvenidos a Lundey!

A solo 4,5 millas náuticas al norte de Húsavík encontramos esta pequeña isla “deshabitada”. Con 150 metros de ancho y 400 metros de largo, en Lundey unos 200000 puffins llegan durante el periodo de cría, de ahí que su nombre se traduzca como isla de los frailecillos. Es en los meses que van desde mayo hasta agosto, variando el comienzo en función de las condiciones meteorológicas, en los que estas graciosas aves se dejan ver en Lundey. 

Isla Lundey Frailecillos Islandia

Vistas desde Húsavík de la isla de Lundey donde habitan frailecillos.

Aprovecha para capturar la belleza de este lugar una vez llega la barca hasta Lundey. No solo es la casa de estos animales, otras aves marinas también han encontrado en Lundey su hogar

Otra isla cercana a Húsavík y conocida por los frailecillos que habitan en ella es Flatey, pronunciado Flat-eh. Esta tranquila isla al noroeste de la bahía de Skjálfandi, en concreto a 9 kilómetros de Húsavík, tiene 2,5 kilómetros de largo y en ella tan solo hay una iglesia, un faro y algunas casas de verano, pero sobre todo llama la atención los 30 tipos de aves que la visitan. Desde los bruscos charranes árticos hasta los famosos frailecillos que la habitan de mayo a agosto. ¿Sabías que su nombre significa isla llana? Los islandeses le dieron este nombre porque su elevación máxima es de 20 metros. 

En definitiva, tanto Lundey como Flatey, reciben a algunos de esos 8 y 10 millones de frailecillos que visitan Islandia cada verano. Recuerda que Islandia es es el hogar de más del 60% de la población total de frailecillos. 

Sol de medianoche en Húsavík

Como ya sabrás, durante los meses de verano en Islandia llega el sol de medianoche, es decir, nunca se hace de noche, lo que suponen 24 horas al día de luz. Toma nota de la combinación perfecta para tu viaje en verano a Húsavík: avistamiento de ballenas y sol de medianoche

Al viajar hasta Húsavík en verano para conocer las ballenas que habitan por la zona, también podrás ver este fenómeno, pero antes de explicarte cómo puedes disfrutar al máximo del sol de medianoche en Húsavík, toma nota de este proverbio islandés que dice: “si no te gusta el tiempo, espera cinco minutos y cambiará”. Lo que este dicho no indica es si cambiará a mejor o a peor, pero lo que sí sabes es que en Islandia nunca sabes lo que el tiempo te puede deparar y esto es muy importante para disfrutar del sol de medianoche y, sobre todo, de las auroras boreales. 

Este sol de medianoche en Islandia, en concreto en Húsavík, nos presenta unas noches blancas preciosas que serán una experiencia inolvidable, pero tendrás que tener cuidado a la hora de conducir porque el sol está todavía fuera brillando y el cansancio nunca avisa. 

Por cierto, en Húsavík hay un campo de golf y es perfecto para practicar este deporte durante las horas nocturnas de luz que ofrece el sol de medianoche. ¿Te animarías a jugar?