fbpx

Paris, Roma, Berlín, Londres, Madrid… Está claro que las grandes capitales europeas nunca van a pasar de moda como destino turístico. Sin embargo, los lugares rodeados de naturaleza son cada vez más populares.

Las Islas Lofoten son un buen ejemplo de ello. Situadas en el norte de Noruega, estas islas son perfectas para quienes quieren experimentar un cóctel de sensaciones únicas. Todo ello, gracias a sus numerosas atracciones naturales y a la variedad de actividades y colores que ofrece en función de la época del año.

Si quieres saber qué hay que ver en las Islas Lofoten, ¡sigue leyendo!

¿Qué hace tan especial a las Islas Lofoten?

Seguramente, hay muchas personas que nunca han oído hablar de estas islas, aunque es algo normal ya que es uno de los tesoros mejor guardados que tiene Noruega.

Como era de esperar, en este país nórdico predominan los escenarios fríos, las grandes montañas y sus alrededores. Lofoten, un archipiélago formado por unas 2000 islas, está bañado por el mar de Noruega y está por encima del Círculo Polar Ártico.

Entre las cosas que podemos encontrar en el norte de Noruega, en Lofoten tenemos profundos fiordos, playas y bahías de arena blanca y agua turquesa (como si se tratasen de agua caribeñas), rutas de senderismo, alojamientos pintorescos, una excelente pesca y, por supuesto, auroras boreales en los meses de invierno y sol de medianoche desde finales de mayo hasta mitad de julio.

Llamada la perla noruega, el clima de Lofoten es único puesto que es mucho más suave que otros lugares que están en la misma latitud. Sus pueblecitos como Svolvær, Reine o Henningsvær. En todos ellos verás que la pesca es muy importante y que sus habitantes vive de ello. ¡Lofoten está llena de preciosos pueblos pesqueros!

Lofoten en el norte de Noruega

Vistas de las Islas Lofoten en el norte de Noruega.

¿Cuánto se tarda en llegar a las Islas Lofoten?

La distancia que separa Oslo de las Islas Lofoten es de 940 kilómetros por aire y 1866 kilómetros por tierra, por lo que, dependiendo del punto de partida (normalmente suele ser Oslo) y el método de transporte, podríamos estar hablando de entre 5 y 39 horas.

Si te planteas ir en tren a Lofoten, ten en cuenta que hay trenes entre Estocolmo, Kiruna y Narvik a diario y desde estos lugares puedes ir en autobús hasta el archipiélago. Si prefieres ir desde Oslo en tren, tendrás que llegar hasta Trondheim y Fauske y de ahí hasta Bodø. Ten en cuenta que el tren de Trondheim a Bodø tarda 10 horas.

En autobús, tendrás que llegar hasta Narvik, Bodø o Harstad y de ahí salen a diario buses públicos que llegan a Svolvær.

Si quizás prefieres llegar en ferry a las islas Lofoten, hay barcos expresos diarios que funcionan durante todo el año entre Bodø, Svolvær y Værøy.

Y finalmente, si lo que quieres es recorrer a tu aire en coche las islas Lofoten, existen ferris para transporte de ellos entre Bodø y muchos de los lugares de Lofoten.

Es importante que antes de aterrizar en Noruega tengas claro cómo vas a llegar a las Islas Lofoten, en el norte de Noruega. Es la mejor forma de no llevarte sorpresas ni en cuanto al tiempo de desplazamiento, ni en cuanto al coste.

Lofoten casas típicas

Imagen típica de Lofoten con sus casas de colores.

¿Cuál es la estancia mínima recomendable?

El archipiélago tiene una extensión de unos 1200 kilómetros cuadrados contando sus inmediaciones. En un fin de semana en Lofoten podrás visitar los lugares más relevantes y hacer algunas actividades como cazar auroras boreales o dar un paseo en kayak, pero si quieres sacarle todo el jugo al viaje, qué menos que estar entre cuatro y seis días allí.

¿Qué cosas se pueden hacer en las Islas Lofoten?

La oferta de actividades en Lofoten es numerosa y variada dependiendo, fundamentalmente, de la época del año.

Por ejemplo, en verano, las actividades más demandadas son senderismo, kayak, pesca, surf, submarinismo y safari fotográfico de ballenas. En cambio, en invierno, lo que se lleva es el trineo de perros, actividades de nieve o navegación bajo la noche polar.

Sin embargo, la magia de Lofoten no reside en sus actividades, sino en su entorno. Hay decenas de fiordos para admirar, playas de arena blanca para disfrutar, pueblos llenos de vida y actividad comercial, maravillosas auroras boreales y un sinfín de planes que no te puedes perder.

¿Cómo es el clima en las Islas Lofoten?

Como ya te hemos contado, tiene un clima especial. Esto es debido a las aguas templadas de la Corriente del Golfo. En invierno, las temperaturas llegan a descender bruscamente en un abrir y cerrar de ojos, mientras que en otoño, se puede pasar de un día soleado a intensas lluvias rápidamente. Ya en verano, el viento puede soplar y detenerse intermitentemente. Todo es cuestión de acostumbrarse.

Cuando el invierno llega, también es muy normal ver los pueblos bastante solitarios. En estas épocas los lugareños prefieren quedarse en casa para resguardarse del frío. Para compensar, tendremos más posibilidades de disfrutar de auroras boreales en Lofoten. ¡Aquí la contaminación lumínica es bastante baja!

Pero, el invierno pasa y llega el verano con su sol de medianoche en Lofoten dejando el país iluminado prácticamente las 24 horas del día, al contrario que en invierno cuando las horas de sol son escasas. Es entonces, en verano, cuando los pueblos se llenan de vida y puedes disfrutar a tope de un montón de actividades.

Paisaje de Islas Lofoten en invierno

Paisaje de Islas Lofoten en invierno.

¿Dónde alojarse en las Islas de Lofoten?

En Lofoten, puedes encontrar hoteles, hostales y cabañas donde alojarte. Pero, también encuentras alojamientos tan pintorescos como un rorbu, antiguas casas de pescadores junto al mar. Es la mejor forma de sumergirse en la cultura noruega mientras te levantas con una vista de ensueño.

¿Qué comer en Lofoten?

La gastronomía de las Islas de Lofoten es bastante variada, aunque su punto fuerte son los platos de pescado, especialmente el bacalao. De todas formas, si prefieres la carne, no te preocupes, también encontrarás platos de carne de cordero y de reno.

Lo único a tener en cuenta a la hora de comer fuera es que los precios de los restaurantes en Lofoten son más elevados que los precios en otras zonas de Noruega. Por ejemplo, aquí una cena normal fácilmente puede superar los 50 euros.

Como habrás visto, las islas Lofoten tienen mucho que ofrecer al viajero que busca algo diferente. A todo aquel que haya estado en este paraíso repetiría su viaje una y otra vez. Entonces, ¿te animas?