fbpx

En el noroeste de Islandia se encuentra uno de los cabos más conocidos del país, hablamos de Látrabjarg. En la península de Vestfirðir, disfrutarás de altos acantilados donde viven millones de aves marinas.

Látrabjarg tiene 14 kilómetros de extensión, lo que lo convierte en el retiro perfecto para aquellos que buscan pasear entre silenciosas playas donde el viento y la luz son los mejores aliados junto a unos paisajes que te recordarán que tienes que fotografiar una y otra vez cada rincón.

Acantilado fiordos del oeste Islandia

Acantilado Látrabjarg en el oeste de Islandia

¿Qué sabes de la región de los fiordos del oeste de Islandia? Te fascinará cómo las montañas se unen al mar en el extremo más occidental de Islandia y, por supuesto, los frailecillos que habitan aquí. Al igual que en Dyrhólaey, las aves más famosas de Islandia escogen estos lugares junto al mar para reproducirse.

Aunque las carreteras no son muy buenas y la distancia que separa el acantilado de los fiordos del oeste de Reikiavik es muy grande, podríamos afirmar que Látrabjarg es el mejor lugar de Islandia para ver frailecillos sin turistas a tu alrededor.

Cómo llegar a Látrabjarg

Ya hemos mencionado que el camino hasta los fiordos del oeste de Islandia no es nada fácil, pero que merece la pena. ¿Sabes cómo llegar a Látrabjarg?

Para llegar al punto más oeste de Islandia tienes varias opciones que te contamos a continuación.

  • En coche hasta Látrabjarg. Si has decidido recorrer Islandia en un coche de alquiler o en caravana, para llegar hasta esta zona desde Reikiavik tardarás casi seis horas. Aunque son un poco más de 400 kilómetros, conducirás por tramos sin asfaltar y a una velocidad muy baja. Recuerda siempre respetar las señales de tráfico y, sobre todo, disfrutar del paisaje que te rodea. ¡Atravesarás lugares impresionantes en los fiordos del oeste de Islandia! Además, en el trayecto verás lugares como un barco y un avión abandonados. Se encuentran en la carretera 612 y el primero, conocido como Garðar 64 BA, se construyó en Noruega hace más de un centenar de años. Su antigüedad ha hecho que sea un icono de Islandia. ¿Te imaginas cuál era el objetivo de este barco? ¡Navegar las costas islandesas en busca de ballenas! El avión abandonado, sin embargo, era del ejército estadounidense y puede visitarse. Mucho cuidado con los pájaros que a veces lo custodian, sobre todo en la parte alta del fuselaje donde suelen anidar.
  • Excursión organizada. Los acantilados de Látrabjarg, al ser uno de los lugares más remotos de Islandia, es el lugar ideal para realizar una excursión organizada. Los guías te explicarán los paisajes que rodean la zona, quién habita ahí, qué sitios hay que conocer por la zona y mucho más.
Contratar Excursión

Rauðisandur

Muy, muy cerca de Látrabjarg, en concreto a tan solo unLa hora, se encuentra una de las mejores playas de Islandia. ¡Hablamos de Rauðisandur!

Playa fiordos del oeste Islandia

Playa de Raudisandur en los fiordos del oeste en Islandia

Su nombre significa “arena roja”, por supuesto, su arena es de este color, un tono rojizo que llamará tu atención y que querrás tocar nada más llegar. Esta arena fina se extiende a lo largo de nada más y nada menos que diez kilómetros. ¡Es inmensa!

Si deseas pasear por toda la playa, podrás llegar a ver focas, el animal por excelencia de la playa de Rauðisandur.

Breiðavík

Otra playa de renombre en Islandia es Breiðavík, ubicada de camino al acantilado de Látrabjarg. Tras cruzar el puerto de montaña desde Örlygshöfn, comenzarás a descender junto al arroyo de Breiðavík. En la zona verás una iglesia y un hotel, este último lleva el nombre del arroyo. ¡Es 100% recomendable hacer un alto en el camino en este punto para bajar a la playa!

Siempre que el tiempo acompañe, es tranquila e ideal para pasear por la arena dorada que no solo está junto al mar. A veces hay mucho viento por la zona y esta arena se desplaza hasta las montañas que están a cada lado de esta pequeña playa. ¡Fíjate en este pequeño detalle!

Ver frailecillos en Látrabjarg

¡Estabas deseando llegar a esta parte! Seguro que nada más reservar el viaje a Islandia, una de las primeras cosas que leíste fue sobre unos simpáticos pájaros con un pico que parece pintado con un pincel. ¡Hablamos de los frailecillos o puffins!

Efectivamente, este puntual visitante en Islandia escoge la zona de Látrabjarg para reproducirse. Pero no es el único. El aislamiento y las condiciones meteorológicas del extremo noroeste de Islandia atraen a miles y miles de aves marinas para vivir tanto en invierno como en verano.

Aunque por muchos esta zona es conocida como la «zona olvidada más famosa de Islandia«, lo cierto es que la región de los fiordos del oeste de Islandia es visitada por muchos turistas. Sus paisajes vírgenes y la escasez, por no decir nulidad de habitantes, han convertido a Látrabjarg en un lugar único. Momentos de paz, acantilados infinitos, aves marinas junto a la costa y zorros árticos por las montañas son los recuerdos que guardarás de los fiordos del oeste.

Frailecillos Látrabjarg

Frailecillos en Látrabjarg

Y cuando hablamos de aves marinas, hablamos sobre todo de frailecillos. Látrabjarg es el hogar de la mayor colonia de frailecillos del mundo. Pero, ¿de cuántos estamos hablando? Si tenemos en cuenta que este acantilado tiene 14 kilómetros de largo y 440 metros de altura, te sorprenderá saber que el 40% de la población mundial de puffins anidan aquí. Efectivamente, casi la mitad de ellos, es decir, decenas de miles de frailecillos, escogen este lugar para cobijarse.

Y es que los acantilados, los valles y las impresionantes cataratas de agua cristalina que se encuentran por los fiordos de Látrabjarg ha enamorado tanto a estas aves como a cada visitante que se escapa a este extremo de Islandia.

¡Comienza el viaje por los fiordos del oeste de Islandia!