fbpx

Las auroras boreales siempre están en la lista de “cosas por hacer” de cualquier persona a la que le guste viajar y no es para menos. El espectáculo de luces es una verdadera pasada.

La pregunta aquí no es si vale la pena (todos sabemos que sí). Más bien, es cuestión de decidir desde dónde apreciarlas porque, alrededor del globo, hay varios lugares ideales para experimentar este maravilloso fenómeno.

Como ya sabes, las auroras boreales se divisan únicamente en el hemisferio norte del planeta (a las del hemisferio sur, se les conoce como auroras australes). Sin embargo, el hemisferio norte cuenta con varios destinos posibles, por lo que elegir puede resultar un poco difícil si no se cuenta con la ayuda y asesoría necesaria.

Dentro de los destinos más comunes para apreciar las auroras boreales destacan Groenlandia, Alaska, Islandia y Noruega. Justamente en este post hablaremos de los cinco mejores lugares para ver las auroras boreales en el país escandinavo que, aunque no lo creas, tiene diferencias bastante notables con el resto de países nombrados. ¡Vamos con ello!

El país escandinavo

Cuentan las leyendas y los mitos noruegos que las auroras boreales eran producidas por el choque entre diferentes bancos de arenque que viajaban por los cielos del Atlántico, pero ya sabemos que eso no es así. Más allá de eso, no dejan de ser fascinantes todas las historias y mitos que hay alrededor de este fenómeno de luces, bastante parecido a lo que ocurre en Islandia.

Noruega se caracteriza por tener actividades para divisar las auroras que otros países no tienen. Uno de los ejemplos más famosos es el de los diferentes safaris que se pueden hacer por todo el norte del país exclusivamente para divisarlas. Aparte de estos safaris, tenemos otras opciones como los cruceros o las noches de camping.

Aurora boreal en el norte de Noruega

Cazando auroras boreales en el norte de Noruega.

Si bien es cierto que Noruega tiene todo tipo de atracciones y cosas para hacer, las auroras boreales destacan bastante hasta llegar al punto de ser la atracción principal. Sobre todo, por el simple hecho de que los avistamientos de las luces del norte no han disminuido, cosa que sí ha sucedido en otros países del hemisferio norte.

En cualquier caso, Noruega es uno de los destinos ideales para divisarlas (comprueba aquí). Para que no te pierdas en sus casi 350.000 kilómetros de superficie, te hemos preparado una selección de los cinco mejores lugares para visitarlas.

Cabo Norte

El extremo más al norte del viejo continente y uno de los lugares más difíciles (aparte de costoso) de acceder en toda Europa. Sí, estamos hablando del Cabo Norte, ubicado a unas tres horas en avión partiendo desde la capital noruega.

Acantilados, terrenos repletos de nieve, glaciares a la vista… ¡Estar en el Cabo Norte es de ver y no creer!

A donde quiera que mires, todo estará repleto de nieve y turistas, que como seguro que te imaginas, van abrigados hasta los topes y muchos de ellos en moto.

Una de las mayores ventajas de esta zona es que cualquier lugar es bueno para ver las auroras boreales. Eso sí, hay más posibilidades de verlas en invierno ya que las noches son más largas que los días. El único problema con eso es que normalmente la temperatura desciende bastante. Si no estás acostumbrado al frío es probable que sufras bastante al principio, así que te recomiendo que vayas bien abrigado.

Al estar prácticamente en el extremo más alto del hemisferio norte, la duración de las auroras boreales es bastante considerable, pudiendo ser visibles hasta toda una noche si se dan las condiciones y tienes un poquito de suerte. Esto principalmente ocurre entre septiembre y marzo.

Como punto negativo decir que llegar al Cabo del Norte es bastante costoso, siendo un gasto adicional que se tiene que tener en cuenta además del propio viaje a Noruega. Y como seguro que te imaginas, los gastos de hospedaje y actividades turísticas (paseos en motos de nieve o hacer un poco de esquí) también son elevados.

Para los que quieren llegar al extremo de los extremos, el Cabo Norte es un excelente destino.

Tromsø

Si eso de los polos y acantilados no va contigo, puedes escoger un destino mucho más céntrico y urbano como, por ejemplo, la ciudad de Tromsø.

Aurora boreal Tromsø

Vista de la aurora boreal de Tromsø.

Es una de las ciudades más importantes al norte de Noruega, así que aparte de ver auroras boreales, podrás hacer muchas cosas más. Si quieres disfrutar de las auroras sin perderte ningún tipo de comodidad, esta es una parada fija.

Cerca de dos horas de vuelo (22 horas en coche) separan a la capital de esta hermosa ciudad. Dentro de su propio corazón, las actividades y posibilidades son muchísimas, pudiendo clasificarse como una ciudad para todo tipo de viajeros.

Tanto si quieres ir en trineo, como tener una cena romántica; tanto si quieres pasear en moto de nieve, como si quieres ver la imponente arquitectura escandinava; tanto si quieres ver a los renos y lobos, como si te interesa un paseo barco por la ciudad… ¡Hay demasiadas actividades y muy poco tiempo para hacer todas!

Lo mejor es que te planifiques y escojas las que más te gusten. Lo bueno, es que puedes hacerlas mientras contemplas cómo las auroras iluminan todo el cielo de la ciudad.

Svalbard

De la ciudad, pasamos a un lugar mucho más propio de Noruega, casi como si se tratara de uno de los polos del planeta. La isla de Svalbard es un archipiélago que queda a unas horas de la capital en avión y que, como hemos dicho, cuenta con una superficie de lo más antártica posible.

Mires a donde mires, todo será hielo, glaciares, osos polares (más de 3.000 por toda la isla), superficies frágiles, cuevas, paseos en trineo y demás. Es uno de los mejores lugares para obtener una de las experiencias más ‘heladas’ por así decirlo y su temperatura es prueba de ello.

Con apenas 2.500 personas de población, si haces bien los cálculos, te darás cuenta de que hay más animales que personas viviendo en la isla.

Entonces, ¿por qué es uno de los destinos más visitados de Noruega? Muy sencillo, ¡es el único lugar del mundo donde se pueden apreciar las auroras a plena luz del día!

Sí, es una auténtica pasada… Tanto es así que, al llegar el invierno, prácticamente no hay luz en todo el día, siendo un escenario perfecto para admirar el baile de las luces del norte a cualquier hora.

Las actividades para realizar son muchísimas y casi todas ellas se pueden complementar con el avistamiento de las auroras.

¿Te imaginas a miles de kilómetros de tu hogar dentro de una cueva iluminada por el destello de las auroras? En Svalbard es perfectamente posible.

Islas Lofoten

Al igual que Svalbard, las islas Lofoten es uno de los archipiélagos más visitados por los turistas que visitan Noruega. Una de las diferencias que tiene con Svalbard son las actividades que se pueden realizar.

Aurora boreal en Lofoten

Avistamiento de una aurora boreal en Lofoten.

Tal vez en Svalbard haya mayores probabilidades de ver las auroras boreales, pero la fauna de las islas Lofoten es más diversa, desde osos o lobos hasta inclusive peces excéntricos. De hecho, Lofoten es el mejor lugar de toda Noruega para pescar los especímenes más raros del país. Mientras lo haces, puedes estar a la ‘caza’ de las auroras boreales. Como en todo el territorio escandinavo, estas se presentan con mucha más frecuencia en las frías noches de inverno.

Además de eso, los pintorescos pueblos de la isla te harán sentir la más pura esencia de un escenario antártico.

Valle de Alta

Para terminar, otra gran oportunidad para ver las auroras boreales está en el valle de Alta.

De nuevo, las actividades varían en cada uno de los lugares y como casi todos se tratan de localizaciones características (archipiélagos, ciudades, islas, valles), te podrás llevar una experiencia diferente de cada uno de ellos.

En Alta, por ejemplo, el avistamiento de ballenas es unas de las actividades que los turistas escogen con mayor frecuencia ya que hay posibilidades (escasas, pero las hay) de divisar una ballena azul en pleno nado por el océano.

Al tratarse de un valle, los cielos están la mayoría del tiempo despejados (otro gran factor a tener en cuenta antes de salir a ver auroras), lo que es ideal para que puedan ser visibles en cualquiera de las noches.

El lugar cuenta con un gran número de resorts a completa disposición de los turistas, siendo una de las localidades más acogedoras de toda Noruega. Además, la fauna y la flora de los alrededores hacen que sea una muy buena opción para las excursiones, pudiendo dedicar los momentos de luz (día) a caminar por los gélidos caminos del valle y los momentos de oscuridad (noche) a sacar las mejores fotos posibles de las auroras boreales.

Noruega es, sin duda, uno de los mejores lugares para ver auroras boreales por lo característico del país.

Con todo lo que aquí te hemos contado, esperamos que tomar una decisión sea ahora mucho más fácil ya que siempre es bueno complementar la búsqueda de las auroras con alguna otra actividad emblemática del país destino.