fbpx

Si hay algo por lo que es conocida Noruega y por lo que recibe millones de turistas todos los años es por sus fiordos, pero Noruega tienen mucho más que ofrecer. Por ejemplo, sus auroras borales, su sol de medianoche, sus actividades invernales o sus paisajes son otros de sus muchos atractivos.

Por desgracia, no se puede disfrutar de todos ellos al mismo tiempo, así que si viajas a Noruega, tendrás que decidir antes qué es lo que más nos interesa visitar. Así, sabremos en qué época del año hay que ir.

A continuación, vamos a ver cuándo es la mejor época para viajar a este maravilloso país en función de lo que queramos hacer.

Sol de medianoche y paisajes

Desde finales de mayo hasta finales de julio, Noruega es, sobre todo, luz. En esta época del año, el sol nunca desciende del todo y da lugar a lo que se conoce como “Sol de medianoche”.

Además, hasta finales de agosto, el clima es seco, cálido (llegando a alcanzar los 20º C) y hay poca humedad, las condiciones climáticas perfectas para visitar el impresionante paisaje de Noruega.

Lo malo es que julio y agosto es plena temporada alta, por lo que el viaje nos saldrá algo más caro. Lo bueno es que todos los lugares de interés están abiertos, aparte de que es cuando hay conexiones más frecuentes de autobús, ferry y tren.

Otro buen momento para disfrutar de los paisajes de Noruega es entre abril y mayo ya que es cuando Country Meadows se llena de flores silvestres.

Fiordos noruegos

Desde mayo hasta septiembre es el mejor momento para visitar los fiordos noruegos. Además, en verano, los fiordos del oeste y la costa hacia el Norte Ártico tienen un clima suave, por lo que la visita será aún más agradable.

Si no quieres coincidir con la temporada alta y así ahorrarte unos cuantos euros, lo mejor es que vayas a ver los fiordos en mayo o junio. Además, la primavera es particularmente bonita en los fiordos, con mil cascadas producidas por la nieve derretida y flores silvestres por todas partes.

Auroras boreales

Si hay algo que necesitan las auroras boreales para dejarse ver es oscuridad. Y esa la encontramos en Noruega desde finales de septiembre hasta finales de marzo, aunque cuando realmente hay más posibilidades de verlas es en octubre y de febrero a marzo. De todas formas, si vas al norte, cerca del polo, también tendrás muchas probabilidades entre noviembre y enero.

Lo bueno de ir en octubre es que las temperaturas aún son suaves. Suaves para ser el norte de Europa, claro. Esto quiere decir que es posible que veas la aurora boreal sin necesidad de ir abrigado con varias capas de ropa.

Aun así, ten en cuenta que no en todas las partes de Noruega se puede ver este fenómeno.

Deportes de invierno

Si te gustan los deportes de invierno, tienes que visitar Noruega entre noviembre y febrero.

Los inviernos en Noruega son oscuros, secos y fríos, las condiciones climáticas perfectas para la práctica de deportes de invierno.

La primera nevada suele caer en algunas partes de Noruega a finales de septiembre y no es extraño que la temporada de esquí se extienda hasta abril.

¿Cuándo es más barato viajar a Noruega? ¿Y más caro?

La temporada alta en Noruega se da entre junio y agosto, por lo que es cuando el viaje te saldrá más caro. A cambio, todos los lugares de interés estarán abiertos.

Desde mediados de septiembre y octubre, Noruega es algo más asequible. De hecho, seguramente, el mes más asequible sea octubre. La temporada de esquí aún no ha empezado, pero muchas atracciones al aire libre siguen todavía abiertas, aunque en un horario más reducido que en verano, al igual que las conexiones en transporte público.

Entre octubre y abril tanto los vuelos como los hoteles o alojamientos, están a mejor precio. Lo malo es que en esta época no hay demasiadas cosas que hacer al aire libre excepto si te gustan los deportes de invierno.

Como verás, cada atracción tiene su mejor momento y muy pocas coinciden en la misma época. A esto, hay que añadirle la temporada ya que influye en el presupuesto. Lo mejor es tener claro qué se quiere visitar y el presupuesto que se tiene y, en función de eso, elegir.