Si estás haciendo turismo en Islandia, hay algo que no te puedes perder. Los Frailecillos (Fratercula Arctica), a veces conocidos como los “payasos del mar”, son unas aves, que una vez vistas, se ganarán tu corazón como ya lo han hecho con toda la isla. Por eso, si estás pensando qué ver en Islandia, los Frailecillos deben estar siempre es tu lista.

Para facilitarte encontrarlos y disfrutarlos, aquí tienes una lista de los 5 mejores sitios para ver Frailecillos en Islandia.

Los Mejores Lugares para Ver Frailecillos

Vestmanneyjar

Este complejo de islas (15) cuyo nombre significa “islas de los hombres de este”, está considerado como la mayor colonia Frailecillos, ¡del mundo!

Situadas al sur-este de Reykjavik, en los acantilados de estas islas se juntan una población de 1,1 millones de Frailecillos en verano. Aquí es el lugar donde tendrán sus polluelos antes de emigrar de nuevo en invierno.

En definitiva, es el lugar perfecto para observar a estas aves tan interesantes en su hábitat natural.

Dyrhólaey

Este emplazamiento es uno de los mejores “monasterios” para observar Frailecillos. Playas de roca negra, columnas basálticas que forman paredes y cuevas, mar embravecido y por supuesto colinas de hierba verde brillante, son el marco perfecto para que los Frailecillos pasen el verano. Es realmente algo que hay que ver en Islandia.

Desde aquí será muy fácil poder observar sus andares patosos, su rápido aleteo y su ida y venida al acantilado saliendo a por comida, o trayéndola.

Este lugar se encuentra a 10 kilómetro de Vik, la ciudad más notoria de la costa sur de Islandia.

Que ver en Islandia: Frailecillos

Frailecillos en los acantilados de Dyrhólaey

Fiordos del oeste, Látrabjarg

Si lo que buscas es aventura y lugares más salvajes, debes ir a este lugar.

Situado en la parte más occidental del oeste de la isla, Látrabjarg presenta unos altos acantilados que discurren durante 10 kilómetros de costa. El lugar perfecto de anidación, no sólo del Frailecillo, si no de una gran colonia de diferentes aves marinas.

Sumado a todo esto, nos encontramos en uno de los lugares menos visitados de la isla y la inmensidad de sus fiordos nos envuelve. Es el lugar para aquellos que buscan belleza pura y solitaria.

Borgarfjördur Eystri 

Qué ver en Islandia es a veces una decisión compleja, hay muchos sitios que poseen magia por si solos, este impronunciable lugar, no se queda atrás. En los fiordos del este nos encontramos con Borgarfjördur y aquí podremos observar no solo Frailecillos si no que también, si tenemos suerte, podremos ver ballenas.

A 5 km de la Iglesia del pueblo (que tiene una curiosa historia), encontramos una plataforma para la observación de los Frailecillos y es desde allí que podremos ver sus vívidos colores entre las rocas y prados.

Lundey

Si estás solo en Reykjavik y no te quieres perder a los Frailecillos antes de irte, no te preocupes, Lundey (isla de los Frailecillos en islandés) es el lugar perfecto. Es una isla deshabitada que sirve de refugio para muchas aves marinas. Se encuentra a unos 15 minutos del puerto de Reykjavik, ofrece una opción perfecta para hacer una excursión a la costa sur.

Artículo por: Quique Fernández

 

Estos son los 5 mejores sitios para ver estás graciosas y carismáticas aves, que son uno de los símbolos nacionales de Islandia. Si te interesa saber más acerca de qué ver en Islandia siempre puedes ver la información de nuestros viajes.