Las Islas Feroe, situadas entre Noruega e Islandia, son un archipiélago perteneciente a Dinamarca que aún no ha sido invadido por hordas de viajeros y en la que viven más ovejas que personas. ¿Quieres saber qué hacer y ver en las Islas Feroe? Hemos preparado un post muy exclusivo.

Su belleza, a medio camino entre las dulces y verdes colinas de un cuento infantil y los duros acantilados y cascadas de una pintura del romanticismo, te dejarán sin habla. Por eso, el primer paso es preparar la cámara, y el segundo, cargar la maleta con varias mudas de ropa, pues el clima en las Islas Feroe no sigue normas. 

¿Cómo organizar un viaje para ver las Islas Feroe al completo en una semana o menos?

Las Islas Feroe son, probablemente, uno de los lugares más exóticos y desconocidos que quedan en Europa. ¿Qué tienen de especial? Todo.

Frailecillos, pueblos con casas cubiertas de hierba, gigantescos acantilados, ruinas de templos góticos, antiguas iglesias medievales, vistas 360º al Océano Atlántico, granjas, pequeños edificios de colores, algunas de las cascadas más bellas de Europa  y sobre todo, miles de ovejas y verdes praderas. 

cosas que hacer en las islas feroe

Para organizar este viaje a las Islas Feroe debes tener en cuenta que es un archipiélago compuesto de 18 islas. Algunas tienen miles de habitantes, otras menos de un centenar y una está sin habitar. 

Estas son las que cuentan con los principales atractivos naturales y turísticos: Streymoy, Vágar y Eysturoy.

En Arctic Yeti te hemos preparado una lista para viajar aproximadamente una semana y hemos organizado los puntos de interés basándonos en la cercanía entre las islas. 

Si decides viajar más días, al final de este post podrás encontrar más información.

IMPORTANTE: Si no quieres perder el tiempo organizando rutas, contratando excursiones, comparando entre alojamientos, etcétera, puedes contactar con nosotros y dejar que te propongamos alguno de nuestros viajes organizados o a tu aire.

¿Qué ver y hacer en las Islas Feroe? 20 Imperdibles

Ya sí, empezamos con la lista de cosas que hacer en las Islas Feroe y lugares que ver para llenar tu cámara y tus redes sociales de lugares de cuento. 

RECUERDA: Los puntos de interés están agrupados por las islas en las que se encuentran. 

1. Navegar entre los acantilados de Vestmanna (Streymoy)

acantilados vestmanna

El pueblo de Vestmanna es el punto de partida para la popular excursión a los acantilados de Vestmanna. En un viaje en barco de más de una hora desde el puerto en la que podrás disfrutar de vistas impresionantes de la línea costera de más de 600 metros de altura. Durante la excursión podrás explorar cuevas marinas, pasar por debajo de arcos de piedra y avistar aves marinas.

2. Tórshavn y puerto de Thor (Streymoy)

Tórshavn, la capital de las Islas Feroe, es una de las capitales más pequeñas y encantadoras de Europa. 

La ciudad tiene su origen en enclaves vikingos y se desarrolló alrededor de la península de Tinganes, donde se encuentra uno de los parlamentos más antiguos del mundo. 

torshavn

El centro histórico de Tórshavn es pintoresco, con casas de madera de tejados cubiertos de hierba para protegerse del clima. Lugares destacados incluyen el barrio histórico de Undir Ryggi, los edificios gubernamentales en la península de Tinganes, el puerto pesquero, la Catedral de Tórshavn y el Fuerte de Skansin. Además, el único modo de cruzar desde la isla de Vágar a Streymoy es a través de un túnel submarino.

3. Kirkjubøur y la casa de madera más antigua de Europa (Streymoy)

Kirkjubøur, accesible a pie en media hora desde Tórshavn, era el principal asentamiento en las Islas Feroe durante la Edad Media debido a la llegada de troncos desde Noruega, un material vital en una isla sin árboles.

Destacan la Catedral de Magnus, construida en 1300, y la Roykstovan Farmhouse, considerada la casa de madera habitada más antigua de Europa, que data del año 1100.

Como curiosidad: La catedral es peculiar porque nunca tuvo techo.

4. Valle y aldea de Saksun, un poblado cubierto de hierba (Streymoy)

qué ver en las islas feroe

La ruta de senderismo es fácil, de unos 4 kilómetros en total, pasando por bancos de arena basáltica cerca del lago Pollurin y cascadas impresionantes. Durante la marea baja, puedes llegar a la playa negra de Saksun, pero durante la marea alta puede ser inaccesible. Después del senderismo, puedes explorar el pintoresco pueblo de Saksun, con sus casas de piedra y tejados de hierba, y una iglesia blanca reluciente con una vista panorámica del valle.

5. Ruta por la carretera Hvalvíksvegur (Streymoy)

En las Islas Feroe, conducir es una experiencia alucinante. La red vial está bien mantenida y ofrece numerosas carreteras escénicas, identificadas por el símbolo de una flor amarilla, con poco tráfico. Una ruta recomendada es la Hvalvíksvegur (Ruta 53), que conecta Hvalvík con el valle de Saksun. Este trayecto de 10 kilómetros ofrece paisajes espectaculares, serpenteando junto a un arroyo entre majestuosas montañas. No olvides tu cámara, ¡los paisajes son impresionantes!

6. Tjørnuvík y la montaña más alta de las Feroe (Streymoy)

El pueblo de Tjørnuvík está rodeado de acantilados escarpados y ofrece vistas panorámicas. Su playa de arena negra es un punto destacado y además, Tjørnuvík sirve como punto de partida para explorar Slættaratindur, la montaña más alta de las Islas Feroe. 

qué hacer en las Islas Feroe

7. El punto más alto de las islas (Eysturoy)

Slættaratindur, en la isla de Eysturoy, es el pico más alto de las Islas Feroe, alcanzando una altitud de 880 metros sobre el nivel del mar. Ofrece vistas panorámicas espectaculares de las islas circundantes y el océano Atlántico. Su ascenso desafía a los excursionistas con un terreno escarpado y condiciones climáticas variables, pero la recompensa es una experiencia inigualable en la cima.

8. Fossa, la cascada más alta de las Islas Feroe (Streymoy)

cascada fossa en las islas feroe

Fossa, la cascada más alta de las Islas Feroe, ubicada en la isla de Streymoy, cautiva con su impresionante belleza natural. Con una caída de aproximadamente 140 metros, crea un espectáculo impresionante mientras el agua se precipita desde lo alto de los acantilados hacia el valle.

9. Pueblo de Gjógv y frailecillos (Eysturoy)

gjógv

Nos dirigimos a Eysturoy desde Streymoy, conectada por un puente al norte y un túnel submarino al sur. Llegamos a un pequeño pueblo con encanto y nombre difícil de pronunciar. Sus casitas de colores al pie de un valle profundo, junto a un río serpenteante y un cañón de 200 metros, crean un paisaje impresionante. La zona es ideal para avistar frailecillos, y hay un sendero que conduce a acantilados con vistas espectaculares, cuyo pago se realiza en efectivo a través de un buzón local.

10. Explora los dos peñones de Risin y Kellingin (Eysturoy)

risin y kellingin

Los dos peñones de Risin y Kellingin, situados en la costa norte de Eysturoy, son emblemáticos y tienen una rica historia folclórica. Risin (El Gigante) y Kellingin (La Bruja) son dos formaciones rocosas imponentes que se elevan majestuosamente desde el mar Atlántico. Según la leyenda, Risin es un gigante petrificado que intentaba arrastrar las Islas Feroe hacia Islandia, mientras que Kellingin es su esposa. Estas impresionantes estructuras naturales ofrecen un espectáculo visual único y son un destino popular para los visitantes que desean admirar su belleza y escuchar las historias que las rodean.

11. Si vas en invierno, observa las auroras boreales

Durante los meses de invierno, cuando las noches son más largas y oscuras, y las condiciones atmosféricas son favorables, hay oportunidades para presenciar este fenómeno natural. Sin embargo, debido a la ubicación geográfica de las Islas Feroe y la influencia del clima oceánico, las auroras boreales no son tan comunes ni tan intensas como en otras regiones del Ártico. 

12. La isla de Mykines y sus frailecillos 

frailecillos en las islas feroe

Mykines, una isla remota de las Islas Feroe, es conocida por su impresionante colonia de frailecillos atlánticos. Estas aves de colores brillantes anidan en los acantilados de la isla durante los meses de verano, ofreciendo una vista espectacular a los visitantes. El paisaje agreste y salvaje de Mykines, con sus acantilados escarpados y sus vastas extensiones de prados verdes, crea un telón de fondo impresionante para observar a estas encantadoras aves marinas en su hábitat natural.

13. Pequeño poblado de Bøur (Vágar)

Bøur, un encantador poblado en la isla de Vágar, cautiva con su belleza pintoresca y sus casas de colores pastel. Con vistas impresionantes de los acantilados y el mar, este pequeño rincón ofrece una experiencia auténtica de la vida en las Islas Feroe.

14. Sørvágsvatn, Bøsdalafossur y Trælanípa, ¿qué son? (Vágar)

Sørvágsvatn

El lago Sørvágsvatn, acompañado por Bøsdalafossur y Trælanípa, forma un paisaje impresionante en Vágar. El lago, con su ilusión óptica de flotar sobre el océano, es una maravilla natural única. Las cascadas de Bøsdalafossur y la majestuosa formación rocosa de Trælanípa añaden aún más magia a este escenario de cuento de hadas.

15. Cascadas de Skarðsáfossur y de Múlafossur (Vágar)

Las cascadas de Skarðsáfossur y Múlafossur, también en Vágar, son verdaderas joyas naturales. Skarðsáfossur, con su cascada que se precipita desde los acantilados hacia el mar, ofrece un espectáculo impresionante. Múlafossur es una vista cautivadora que deja a los visitantes maravillados ante la grandiosidad de la naturaleza. ¡No te las puedes perder!

16. Poblado de Gásadalur (Vágar)

Gásadalur

Gásadalur es un pueblo aislado con solo 14 residentes permanentes. En 2004, se construyó un túnel de 1.7 km para conectarlo con la red de carreteras. La atracción principal es una cascada que cae al mar desde el río Dala. Desde aquí, una caminata de dos días conduce a aldeas abandonadas como Vikar, marcadas por tragedias históricas y leyendas. 

17. Prueba el plato nacional, el Skerpikjøt

El Skerpikjøt es un tipo de carne seca originaria de las Islas Feroe. Se prepara tradicionalmente con carne de cordero, aunque también puede hacerse con carne de otros animales, como el cerdo. La carne se corta en tiras delgadas y se cuelga para secarse al aire durante un largo período de tiempo, a menudo varias semanas o incluso meses. Durante este proceso de secado, la carne desarrolla un sabor fuerte y salado, y una textura dura y fibrosa. El Skerpikjøt es una delicia tradicional en las Feroe y se consume comúnmente como aperitivo o como parte de platos principales. 

Skerpikjøt

En las Islas Feroe podrás encontrar muchos restaurantes en los que probar este plato tan especial. Aviso: no es para todos los paladares. 

18. Klaksvík y mirador de Klakkur (Borðoy)

Klaksvík es el centro económico y cultural de la región norte del archipiélago. Con una población activa y vibrante, ofrece una combinación única de encanto tradicional y modernidad. Uno de sus principales atractivos es el mirador de Klakkur, una colina que ofrece impresionantes vistas panorámicas de Klaksvík, así como de los alrededores, incluyendo el fiordo y las montañas circundantes. Es un lugar popular para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza, así como para capturar impresionantes fotografías del paisaje costero de las Feroe.

19. Ruta al faro de Kallur (Kalsoy)

faro de Kallur

La ruta al faro de Kallur en la isla de Kalsoy, Islas Feroe, es una caminata escénica que ofrece vistas espectaculares del paisaje costero. Comienza en el pueblo de Trøllanes y sigue un sendero marcado que serpentea a lo largo de la costa y a través de prados verdes. A lo largo del camino, los excursionistas pueden disfrutar de acantilados impresionantes, cascadas pintorescas y una variedad de aves marinas. La caminata culmina en el faro de Kallur, ubicado en un acantilado escarpado, donde los visitantes pueden disfrutar de vistas panorámicas inigualables del océano y los alrededores. Es una experiencia inolvidable para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

20. El fin del mundo (Stóra Dímun)

La isla de Stóra Dímun, en las Islas Feroe, a menudo se describe como el «fin del mundo» debido a su aislamiento y su ubicación remota en el océano Atlántico Norte. Con solo unos pocos residentes, la isla es un lugar tranquilo y pintoresco, donde la vida se desarrolla a un ritmo tranquilo. Stóra Dímun es conocida por sus impresionantes acantilados, sus prados verdes y sus espectaculares vistas del océano. Los visitantes pueden experimentar la serenidad y la belleza natural de esta isla a través de excursiones en barco desde las islas vecinas o durante la navegación alrededor de las Feroe.

Stóra Dímun

Más cosas que hacer y ver en las Islas Feroe si viajas más de una semana

Ya sabes qué ver en las Islas Feroe y qué puedes hacer como rutas, trekking, excursiones en barco para ver cuevas y acantilados y qué platos tradicionales debes degustar. ¿Quieres más? si crees que aún tendrás tiempo para seguir recorriendo el archipiélago, puedes extender tu aventura con estos lugares: 

  • Carretera Norðradalsskarð (Streymoy)
  • Admira las vistas desde el mirador de Sornfelli (Streymoy)
  • Mirador Trøllkonufingur, dedo de la mujer troll (Vágar)
  • Islotes de Drangarnir y Tindhólmur (frente a Vágar)
  • Mirador de Hvíthamar (Eysturoy)
  • Iglesia de Funningur (Eysturoy)
  •  Pueblo de Oyndarfjørður (Eysturoy)
  • Kópakonan, la mujer foca (Kalsoy)
  • Pueblo de Elduvík (Eysturoy)
  • Islas de Fugloy, Sandoy y Nolsoy
  • Kunoy Villa (Kunoy)
  • Pueblo de Viðareiði (Viðoy)
  • Ruta Villingardalsfjall y cabo Enniberg  (Viðoy)
  • Aldea remota de Múli (Borðoy)

Islas Feroe, un lugar donde perderse

Hay cientos de cosas que hacer en las Islas Feroe y las hemos repasado todas. Este conjunto de islas e islotes son un paraíso por descubrir y tú puedes hacerlo con nosotros. ¡Te esperamos!