fbpx

¿Qué visitar en ISLANDIA?

Islandia es un gran entramado de maravillas, distribuidas por todo el país de forma que se nos puede hacer difícil averiguar qué podemos ver en cada zona. Con esta pequeña guía pretendemos que te orientes en tu viaje a Islandia, decidiendo qué quieres ver en cada lugar por el que pases. No es posible ver absolutamente todo lo que aquí te mostramos en un solo viaje. Te recomendamos que hagas una elección acorde a tu itinerario y al tiempo del que dispones.

Mapa de Islandia

Con 701 km2, Mýrdalsjökull es el cuarto glaciar más grande de Islandia y uno de los más espectaculares.
En la costa de Bolungarvík se encuentra el Museo Marítimo de Ósvör, una fascinante exhibición construida sobre las ruinas de antiguas cabañas de pescadores. Cuidadosamente restaurada, lo más destacado es una réplica de un bote de remos para seis personas, uno de los más antiguos de su tipo en el país.
Situada al pie de la impresionante cordillera de Eyjafjöll se encuentra Skógafoss, una magnífica cascada de 60 metros de altura donde, según cuenta la leyenda, el primer colono vikingo de la zona escondió un tesoro en una cueva escondida detrás de la cascada.
Ísafjörður es la ciudad más grande de los Fiordos del Oeste de Islandia. Es bien conocido por sus florecientes escenas artísticas y culturales y muchos músicos y compositores destacados viven aquí. Hay exposiciones de arte frecuentemente durante todo el año, lo que es un gran atractivo para los visitantes de la zona.
El primer faro de Islandia se construyó en Reykjanes en 1878. En 1905, numerosos terremotos y fuertes olas habían dañado tanto la zona que existía el riesgo de que el faro cayera al mar. Por lo tanto, en 1907 se construyó un nuevo faro en la colina de Bæjarfell y se demolió el antiguo.
El enorme cráter de tefra de Hverfjall se formó en una erupción explosiva hace unos 2.500 años. Con un kilómetro de diámetro, Hverfjall es probablemente el cráter de tefra más grande de Europa, lo que hace que valga la pena visitarlo.
Húsafell es un pequeño pueblo rodeado de glaciares, innumerables opciones para hacer senderismo y kilómetros de campos de lava. Se pueden visitar un par de cascadas, ver algunas cuevas de lava en las cercanías de Reykholt o explorar la cueva de hielo “Into the Glacier”.
El río Hengifossá alimenta dos espectaculares cascadas, una de las cuales, Hengifoss, es la tercera más alta del país con 118 metros.
Skagafjörður es uno de los distritos más famosos de la historia de Islandia. A veces llamada la Meca de la equitación gracias a su abundancia de caballos islandeses, es un amplio valle que se extiende hacia el glaciar Hofsjökull.
La atracción turística más popular del este de Islandia se encuentra en Stöðvarfjörður, donde encontrará una colección de piedras única en Sunnuhlíð, una casa y jardín privado.
La reserva natural de Hornstrandir se encuentra en la península de Hornstrandir, el punto más al noroeste de Islandia.
Búðir es una pequeña aldea en el extremo suroeste de la península de Snæfellsnes. La colección de edificios antiguos que componen la aldea incluye una icónica iglesia negra, Búðakirkja, construida en 1848, y el popular Hotel Búðir, que fue reconstruido después de un incendio en 2001, tratando de mantener el aspecto original de la posada
La impresionante cascada Dynjandi se encuentra al principio del fiordo Arnarfjörður. A menudo comparadas con un velo de novia, las cataratas tienen 30 metros de ancho en el punto más alto y 60 metros de ancho en su punto más bajo.
Si te gustan las ballenas, Húsavík es tu sitio. Este pueblo de pescadores de 2.300 habitantes es un lugar perfecto para pasar algunos días, con impresionantes vistas de las montañas Kinnarfjöll al otro lado de la bahía, caminatas fáciles a través de paisajes variados y buena pesca de truchas.
Egilsstaðir, ubicado en el valle de Fljótsdalshérað, en el corazón del este de Islandia, es hogar de 3500 habitantes. La primera casa en Egilsstaðir se construyó en 1944 y desde entonces la ciudad ha crecido constantemente.
Perlan ocupa un lugar destacado en lo alto de Öskjuhlíð, a las afueras del centro de la ciudad, con vistas a la playa de Nauthólsvík y al aeropuerto doméstico de Reykjavík.
Para hacerte una idea de cómo era la vida en los viejos tiempos de Reikiavik, debes visitar el Museo al aire libre Árbæjarsafn.
Los cinéfilos reconocerán Jökulsárlón, de éxitos de taquilla como Tomb Raider, Batman Begins y 2 películas de James Bond: Panorama para matar y Muere otro día. ¡No es sorprendente por qué directores famosos eligieron este increíble lugar como telón de fondo!
El Parque Nacional Vatnajökull es uno de los tres parques nacionales de Islandia, y abarca todo el Vatnajökull, el glaciar más grande de Europa, junto con una gran franja a su alrededor.
Borgarfjörður es un valle de unos 10 km de largo, muy fértil y verde. Una zona muy popular entre los excursionistas.
Þingvellir fue declarado parque nacional en 1930. Se aprobó una ley que designa a Þingvellir como "un santuario nacional protegido para todos los islandeses, propiedad perpetua de la nación islandesa bajo la preservación del parlamento, que nunca se venderá ni hipotecará".
Esta es la segunda isla más grande de la bahía de Ísafjörður. Es una isla preciosa, rica en patos eider y frailecillos y muy popular entre los turistas.
Dentro de Skagafjörður se encuentra el museo folclórico de Glaumbær, situado en una antigua granja de turba tradicional que data de 1750.
El parque nacional más grande de Islandia con 5.000 km2 es un lugar de inmensa belleza natural y uno de los lugares más visitados de Islandia durante el verano.
Rauðisandur, o "Arenas rojas", recibe su nombre del inusual color rojo dorado de la arena de sus playas. Está situada cerca de Látrabjarg, en la costa sur de los fiordos del oeste.
Seljalandsfoss es una de las cascadas más visitadas de Islandia, después de Gullfoss. Está situada a lo largo del río Seljalandsá, donde la vía fluvial cae en picado 40 metros sobre un acantilado. Seljalandsfoss es única entre el resto de cascadas, ya que la forma del acantilado sobre el que cae permite a los visitantes caminar por detrás d
Otra cascada al lado de Hraunfossar es Barnafoss. Realmente es una serie de rápidos causados por el agua del río Hvitá al encontrar un pasaje estrecho.
Ocupando un lugar destacado en el extremo norte del estanque central de Reykjavík, Tjörnin, el Ayuntamiento de Reykjavík es un edificio moderno de hormigón y vidrio que fluye a la perfección con su entorno.
Goðafoss, ("Cascada de los dioses") se encuentra entre las cascadas más populares del país. Aunque no es muy alta, la cascada se divide en dos cascadas en forma de herradura, lo que la hace única entre las cascadas islandesas.
La principal sala de conciertos y centro de conferencias de Islandia, Harpa, se abrió al público el 4 de mayo de 2011.
Borgarnes es una de las pocas ciudades costeras de Islandia que no depende de la pesca. Es un encantador municipio situado en la misma carretera de circunvalación. Además de tener un buen centro de información al viajero, la ciudad también cuenta con muchas actividades, desde golf hasta pesca en el mar.
El pueblo de Grindavík es una de las sorpresas mejor guardadas de Islandia. Si bien es más conocido por su mundialmente famosa Laguna Azul, Grindavík también ofrece a los visitantes muchas opciones para la recreación, el ocio y la diversión familiar.
Los pseudocráteres Skútustaðagígar se encuentran en la zona del lago Mývatn. Los cráteres en sí no son respiraderos volcánicos productores de magma, sino que se formaron por explosiones de gas cuando la lava hirviendo fluyó sobre las superficies frías y húmedas hace unos 2.300 años.
El laberinto de piedra natural de Dimmuborgir se encuentra al este del lago Mývatn. Está compuesto por varias formaciones rocosas y cuevas, la más conocida de las cuales es probablemente Kirkjan, la "Iglesia".
La impresionante caldera de Krafla, de unos 10 km de diámetro, se encuentra situada a lo largo de una zona de fisuras de 90 km de largo, no muy lejos de Mývatn.
El Museo Nacional de Islandia, ubicado junto al campus de la Universidad de Islandia, presenta una exhibición principal de más de 2000 artefactos de toda Islandia e ilustra la rica historia de Islandia, desde la época medieval hasta la cultura contemporánea actual.
Kerið es un cráter muy coqueto, no muy lejos de la ruta clásica del Círculo Dorado, visita obligada para cualquiera que lo explore al salir de Reikiavik. El cráter de 55 metros de profundidad tiene 3000 años y es parte del área más grande de Tjarnarhólar, una colección de cráter-colinas.
La fuente termal más grande de Europa y probablemente la fuente termal natural más voluminosa del mundo, Deildartunguhver, se encuentra en la carretera 50, cerca de Reykholt, no muy lejos de la carretera de circunvalación.
El galardonado museo transporta a los visitantes a los tiempos en que prevalecía la industria pesquera en auge en el norte de Islandia.
La Cascada de Gullfoss o Cascada Dorada es una de las más visitadas de Islandia.
La dorsal del Atlántico Norte que cruza Islandia es una grieta impresionante entre las activas placas continentales.
No muy lejos de las áreas geotérmicas de Krýsuvík y Seltún se encuentra Kleifarvatn, el tercer lago más grande del sur de Islandia.
La respuesta del norte de Islandia a la Laguna Azul del Sur, los baños naturales de Mývatn, un lugar ideal para detenerse y relajar los músculos cansados en aguas geotermales.
Una atracción natural imprescindible en la zona de Reykholt es la preciosa cascada de Hraunfossar. Se compone de una fascinante serie de cascadas que aparentemente nacen de la propia montaña, sin río ni lago.
La cascada más poderosa de toda Europa. Escucharás el poderoso estruendo de Dettifoss mucho antes de que la veas. Tiene 45 metros de altura y 100 metros de ancho, lo que permite que 193 m3 de agua caigan en cascada en el desfiladero de Dettifoss cada segundo.
Fossatún es un asentamiento ubicado a orillas del río Grímsá, en Borgarfjörður por la ruta 50, a solo 90 km de Reykjavík. La zona es conocida por su entorno bucólico y por las muchas rutas de senderismo señalizadas de la zona.
Eskifjörður es un encantador pueblo costero en medio de los fiordos orientales. Eskifjörður se convirtió en un puesto comercial oficial en 1789 y ha sido un centro comercial desde entonces.
Arnarstapi es una pequeña comunidad de pescadores con una hermosa y sorprendente costa, compuesta de columnas de basalto, gargantas y cuevas que albergan muchas colonias de aves marinas, incluidas gaviotas reidoras y alcas.
Esta pequeña ciudad, situada en la desembocadura del fiordo Berufjörður, se remonta al siglo XVI cuando los daneses establecieron allí un puesto comercial.
El 9 de octubre de 2007, la artista Yoko Ono presentó su Imagine Peace Tower en Viðey. La instalación permanente es una torre de luz proyectada hacia el cielo desde un monumento de piedra blanca tallada con las palabras “imagina la paz” en 24 idiomas.
Es posible que se sienta un poco confundido al llegar a Fáskrúðsfjörður y observe que todas las señales de la calle en la pequeña ciudad están en francés. No te preocupes, todavía estás en Islandia.
Los lodos hirvientes y las fumarolas de vapor en la parte suroeste de Reykjanes se llaman Gunnuhver por un fantasma femenino que se instaló en la zona. Según el folclore, había causado un gran revuelo hasta que un sacerdote le tendió una trampa y ella cayó al manantial. Se dice que esto ocurrió hace unos 400 años.
Situado a lo largo de la carretera principal entre Vík y Höfn, Kirkjubæjarklaustur es un pequeño pueblo con solo 120 habitantes, pero una gran cantidad de atracciones naturales, como Kirkjugólf, Eldgjá, los cráteres de Laki y el cañón Fjaðrárglúfur.
Uno de los lugares favoritos para los amantes de las aves, el acantilado de Látrabjarg, se encuentra en el punto más occidental de Europa. Es el acantilado marino más grande de Islandia, con 14 km de largo y hasta 441 metros de altura, y uno de los acantilados de aves más concurridos del mundo.
En una zona de fisuras creadas por la separación de la dorsal oceánica del Atlántico Norte (que atraviesa Islandia) se encuentra la gran área geotérmica de Krýsuvík.
Súðavík es una pequeña ciudad en la región Noroeste del país. Se conoce como el hogar del Arctic Fox Center, un centro de investigación y exhibición sin ánimo de lucro dedicado a educar al público sobre el increíble zorro ártico, el único mamífero nativo de Islandia.
En Hrafnseyri nació Jón Sigurðsson, conocido como “el orgullo de Islandia, su escudo y su espada”. En 1980 se inauguró un museo dedicado a este héroe de la batalla por la independencia de Islandia.
Eyjafjallajökull, traducida como "la isla montañosa en el glaciar" del islandés, emergió como una de las atracciones más famosas de Islandia en marzo de 2010, cuando el volcán debajo de la capa de hielo se despertó de nuevo después de 200 años de sueño.
Reykholt es el hogar del escritor, poeta y erudito del siglo XIII Snorri Sturluson. En esa época, Reykholt fue el centro intelectual de Islandia y donde se encontraban las escuelas más importantes del país.
Las "rocas de eco" o Hljóðaklettar, son una colección de columnas de basalto dispuestas en todas direcciones para crear formaciones únicas y cuevas arqueadas que crean ecos y reverberaciones espeluznantes.
Hólmavík es un pequeño pueblo en el fiordo Steingrímsfjörður y ha sido un puesto comercial durante más de un siglo. En el pueblo se encuentran monumentos al poeta Stefán frá Hvítdal y al ex primer ministro Hermann Jónsson.
Al norte de Reikiavik, separando el monte Esja de la ciudad de Akranes, se encuentra el impresionante Hvalfjörður (fiordo de ballenas), un fiordo de 30 km de largo rodeado de montañas volcánicas (y zonas verdes en los meses de verano).
Sobre la playa de arena volcánica de Reynisfjara se asoma Dyrhólaey, un promontorio de 120 metros de altura que se adentra en el océano Atlántico. Es un arco de piedra creado de forma natural, esculpido durante milenios por la fuerza de las olas.
Sólfarið, o “El viajero del sol”, es una estatua icónica a lo largo de la costa de Reykjavík. Se construyó para conmemorar el 200 aniversario de la ciudad de Reykjavík el 18 de agosto de 1990.
Justo al oeste de Kirkjubæjarklaustur, el cañón Fjaðrárgljúfur ha sido excavado durante millones de años por el río Fjaðrá.
Flatey es la más grande de las islas occidentales en la bahía de Breidafjordur y un lugar popular para los turistas. Fue un puesto comercial desde la Edad Media.
El exuberante cañón de Ásbyrgi tiene más de un kilómetro de ancho y más de tres kilómetros de largo, y tiene la forma de una enorme herradura.
Mývatn es un lago eutrófico poco profundo situado en una zona de vulcanismo activo en el norte de Islandia, no lejos del volcán Krafla. El lago y los humedales circundantes tienen una población excepcionalmente rica de aves acuáticas, especialmente una variedad de patos.
Búlandstindur es sin duda una de las montañas con la forma más llamativa de Islandia. Su pirámide está formada por estratos basálticos y algunos creen que es uno de los centros de energía de Islandia.
Laugardalur, o "Valle de las aguas termales", es un área recreativa pensada para la familia, a pocos kilómetros al este del centro de Reykjavik.
Skriðuklaustur es una granja en el valle de Fljótsdalur en Islandia. Fue el hogar del autor Gunnar Gunnarsson. Fue construido y diseñado en 1939 por el arquitecto alemán Fritz Höger.
Ingólfshöfði es un promontorio de 76 metros de altura flanqueado por un lado por arenas negras y por el otro, por el océano Atlántico. Esta hermosa y salvaje reserva natural se encuentra al sur del glaciar Öræfajökull.
Se cree que Eiríksstaðir en Haukadalur es el lugar donde nació el famoso vikingo Leifur Eiríksson, o "Leif el Afortunado", de quien se dice que fue el primer europeo en pisar América del Norte alrededor del año 1000 d.C.
Guðrúnarlaug, o "La piscina de Guðrún", en Sælingsdalur, es una antigua piscina que lleva el nombre de Guðrún Ósvífursdóttir, la heroína de la Saga Laxdæla, famosa por su belleza. Se cree que la piscina original fue destruida en un deslizamiento de tierra en el siglo XVII, y desde entonces se ha construido una réplica donde los visitan
Vestmannaeyjar, o las islas Vestman, es un impresionante archipiélago frente a la costa sur de Islandia. A veces llamadas "Pompeya del Norte", todas las islas del archipiélago han evolucionado a partir de erupciones submarinas. La última incorporación al grupo, Surtsey, se creó durante una erupción submarina que duró de 1963 a 1967.
La Laguna Azul es probablemente la atracción más famosa de Islandia y se ha convertido en una visita obligada para todos los visitantes del país. Se encuentra en el campo de lava Svartsengi de Grindavík, entre el Aeropuerto Internacional de Keflavík y Reykjavík.
En el extremo sur del glaciar Snæfellsjökull se encuentra Djúpalónssandur, una playa de arena negra que alguna vez fue el hogar de uno de los pueblos pesqueros más grandes de la península, pero que ahora está deshabitada.
Esja es la montaña más emblemática de Reikiavik, visible constantemente desde la costa norte de Reikiavik a través de la bahía de Kollafjörður.
Grimsey es la parte habitada más al norte de Islandia, ubicada a cuarenta kilómetros al norte de la costa. Es una isla hermosa y rocosa que hay que ver para creer.
En Islandia, el mar normalmente está demasiado frío como para tentar a los bañistas... pero en la bahía de Nautholsvik en Reykjavik, se ha creado una playa termal, donde el agua caliente natural fluye hacia el mar, y puedes juguetear con las olas, casi como si estuvieras en el Mediterráneo.
Víknaslóðir es una popular zona de senderismo en Borgarfjörður Eystri, en el este de Islandia. Todas las rutas de senderismo de la zona están claramente señalizadas y van desde excursiones de un día hasta excursiones de varios días.
La ciudad de Reykjavik tiene muchas piscinas termales públicas esparcidas por sus vecindarios y suburbios, cada una con su estilo propio. La más grande y popular de todas ellas es Laugardalslaug, ubicada a pocos kilómetros al este del centro de la ciudad en el barrio de Laugardalur.
Austurvöllur es una plaza situada en el centro de Reykjavik, rodeada de cafés, restaurantes y tiendas.
“The Settlement Exhibition” de Reykjavík surgió cuando, en 2001, unas construcciones en Aðalstræti, en el centro de Reykjavík, descubrieron restos arqueológicos que resultaron ser las reliquias más antiguas de construcciones humanas en Reykjavík.
El Círculo Dorado es una ruta que abarca varias atracciones en el sur de Islandia, como Gullfoss, Geysir y el Parque Nacional Þingvellir.
Hallgrímskirkja es la emblemática iglesia luterana de Reykjavík. Con 73 metros de altura, Hallgrímskirkja es la iglesia más grande del país y deriva su nombre de Hallgrímur Pétursson, autor de los “Himnos de la Pasión”.
El bosque de Hallormsstadur es el bosque más grande del país (2.300 hectáreas) y un sitio fascinante para la investigación.
No muy lejos de Egilsstaðir, a lo largo de la ruta principal a Seyðisfjörður, se encuentra la pintoresca cascada de Fardagafoss. Hay un parking situado en la ladera de la montaña, en Fjardarheiði.
Hellnar es un pueblo de pescadores ubicado en una espectacular costa de hermosos acantilados que se elevan directamente desde el océano. También hay algunas formaciones rocosas únicas en la zona. La cueva Baðstofa es particularmente famosa por la curiosa luz que muestra en su interior.
Con sus edificios de madera bellamente conservados, la ciudad de Seyðisfjörður es uno de los lugares más pintorescos de Islandia. El puerto islandés más cercano a las Islas Feroe y Europa.
Reynisfjara es sin duda la playa más famosa de toda Islandia, y la verás en postales y folletos de todo el país, así como en prácticamente cualquier blog o video de viajes sobre Islandia.
Lóndrangar son dos rocas prominentes que sobresalen de la costa al este del faro de Malarrif, en el extremo sur de la península de Snæfellsnes.
Se le llama a menudo “la capital de Snaefellsnes”. Históricamente ha sido y sigue siendo un centro de pesca y comercio, con un excelente puerto natural. Stykkishólmur es famosa por sus casas tradicionales, la más antigua de las cuales, Norska Húsið (la "Casa Noruega") fue construida con materiales importados de Noruega por Árni Thorlaciu
El Parque Nacional de Snæfellsjökull abarca una gran zona del extremo occidental de la península de Snæfellsnes. Este es el parque nacional más antiguo de Islandia, llamado así por la atracción más destacada de la zona: el estratovolcán Snæfellsjökull de 1446 metros de altura y su deslumbrante glaciar, que a veces se puede ver incluso de
Esta pequeña ensenada, con su aldea del mismo nombre, está situada en Árneshreppur, el municipio menos poblado de Islandia.