fbpx
100% especialistas en Islandia
Soporte 24/7 en Islandia
Compañía local
La mejor selección de viajes

Hvalfjörður

Al norte de Reikiavik, separando el monte Esja de la ciudad de Akranes, se encuentra el impresionante Hvalfjörður (fiordo de ballenas), un fiordo de 30 km de largo rodeado de montañas volcánicas (y zonas verdes en los meses de verano).

La mayoría de los viajeros que conducen hacia Snaefellsnes atraviesan el fiordo a través del túnel submarino de 5.762 metros de largo que se inauguró en 1998. Pero también es posible conducir alrededor de Hvalfjörður por la ruta 47, un desvío de la carretera de circunvalación que agrega una hora al viaje. El paisaje alrededor de Hvalfjörður se considera uno de los más bellos de Islandia.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas británicas y estadounidenses construyeron una base naval en Hvalfjörður, y los restos de la base abandonada todavía se pueden ver hoy. También se encuentra en el fiordo la única estación ballenera operativa de Islandia, gestionada por Hvalur ehf., que utiliza para su actividad uno de los muelles que había construido la Marina de los EE. UU.

Si opta por conducir alrededor de Hvalfjörður por la ruta 47, uno de los aspectos más destacados del viaje será Glymur, una cascada de 198 metros de altura a lo largo del río Botnsá, donde el agua cae desde la montaña Hvalfell hacia un cañón espectacular.

Glymur mantuvo durante mucho tiempo el título de la cascada más alta de Islandia hasta que se creó una nueva cascada en el borde del glaciar Morsárjökull en 2011 que mide 228 metros de altura. Glymur solo se puede ver desde el lado sur del río Botnsá. Desde un estacionamiento fuera de la ruta 47, un sendero señalizado lleva a los visitantes a un mirador que se distingue por una gran roca que se asemeja a un yunque.

Rincones por descubrir