La Semana Santa en Noruega se llama Påske, y es una experiencia que tienes que vivir cuanto antes. Para ellos, es el último momento de disfrutar de algunas de las grandes ventajas del invierno: auroras boreales, esquí, trineo… y por supuesto, una excusa para tomar chocolate. ¿Te interesa un viaje a Noruega como este?

Ya sabes, donde fueres, haz lo que vieres. Si ellos disfrutan tanto en Påske, tú también. A continuación, te ofrecemos una lista de todas las actividades y planes de los que disfrutan los noruegos y algunas extras para que hagas tu viaje de Semana Santa a Noruega único y especial.

Y es que, muchos consideran que es la mejor época para acercarte al país de las auroras, los fiordos, los vikingos y el salmón.

Noruega en Semana Santa: ¿Auroras Boreales?

Si, en los meses de marzo y abril aún se pueden ver auroras boreales en Noruega, especialmente si viajas al norte, como Tromsø, Islas Lofoten, Cabo Norte, Svalbard, Bodo…

auroras boreales semana santa noruega

De hecho, viajar a Noruega en Semana Santa es la mejor oportunidad para ver las Auroras Boreales esta primavera. En otros países como Islandia o Finlandia puede ser mucho más difícil, porque la extensión de terreno que está dentro del Círculo Polar Ártico (donde se producen las auroras) es mucho menor. 

¿Por qué ir a Noruega en Semana Santa?

Además de por las altas probabilidades de ver auroras boreales en primavera; esquiar, ver los secaderos de bacalao, conocer las ciudades en primavera y hartarte de chocolate y huevos de pascua, pueden ser otros motivos.

1. Semana Santa para esquiar

Todos los noruegos procuran tener una semana de vacaciones por Påske para poder esquiar. Esa es su actividad favorita durante la semana ya que hasta noviembre no podrán volver a hacerlo.

esquiar noruega semana santa

A finales de marzo y principios de abril todavía hay nieve suficiente como para poder esquiar con comodidad. Además, salen los primeros rayos de sol, lo que crea paisajes en la montaña verdaderamente hermosos. Aprovecha y alquila una cabaña cerca de las pistas de esquí.

2. Pasear en trineo de Huskies y de renos

Pero para los que no somos noruegos hay algo más especial en esa época del año: los trineos. ¿Has recorrido bosques subido a un trineo de Huskies o renos? Los primeros van rápido y los segundos más lentos. Tú eliges. 

Sea como sea, serán una experiencia irrepetible que gusta a personas de todas las edades y que además te permitirá disfrutar de estos maravillosos animales.

viaje a noruega en semana santa

Ah, no te olvides de visitar una granja de renos. 

3. Safari de motos de nieve

Las motos de nieve son una de las actividades favoritas y además, te darán la oportunidad única de recorrer bosques y tundras por tu cuenta. Es una actividad perfecta para hacer en pareja, con amigos o en familia. Eso sí, los menores o aquellos que no tengan carnet de conducir, no podrán llevar la moto de nieve.

El viento en tu rostro, las coníferas alrededor, la nieve cayendo poco a poco, sentir la velocidad, elegir el camino… Hay algo muy especial en un tour en motos de nieve. 

4. Probar las delicias gastronómicas de temporada

viaje a Noruega en marzo

¿Un brunch el primer domingo de pascua? Ese es el plan de la mayoría de los noruegos y no debes perdérselo por nada del mundo. Pan (el pan escandinavo es delicioso y además tienen muchos tipos), quesos, bacalao, salmón, jamón, encurtidos y… chocolate, mucho chocolate y huevos de pascua. Están deliciosos y muy bien decorados.

El chocolate y el esquí son probablemente las dos mayores tradiciones de Semana Santa en Noruega, y de entre todos los tipos de chocolate destaca la marca Kvikk Lunsj, muy parecido al Kit Kat. Es tan común llevar este chocolate a la montaña en Semana Santa que el propio envoltorio viene con “las reglas de la montaña”. 

5. Más posibilidades de ver linces boreales y sus crías

viaje a Noruega en abril

La época en la que nacen las crías de linces boreales va de finales de marzo a principios de mayo y es una época en la que la hembra se encuentra muy activa buscando comida y el macho defendiendo el territorio por lo que es posible encontrarlos muy enfocados en sus tareas.

Además, si la Semana Santa Noruega ha coincidido con las últimas semanas de abril puede que veas a las crías siguiendo a su madre. ¡Un momento verdaderamente tierno y especial!

6. Las cabañas de pescadores – rorbu

Las rorbu son las cabañas típicas de pescadores noruegos. Son diferentes a las típicas cabañas de madera en las montañas. Estas se encuentran en la costa, en muchas ocasiones encima de una tarima sobre el mar y tienen colores diferentes y un estilo pintoresco.

En nuestro viaje de ‘Luces de Invierno’ que transcurre durante los días de Semana Santa, siempre visitamos varios de estos pueblos y nos acercamos a las casas de los aldeanos para oír historias y leyendas de pescadores noruegos. ¿Te las vas a perder? 

7. Podrás ver los secaderos de bacalao

noruega en abril

En estos mismos pueblos y muy cerca de las rorbu se encuentran los famosos secaderos de bacalao, también llamados catedrales. Y es que su estructura es tan gigantesca y piramidal que parece que estamos entrando en un templo. 

De los listones horizontales cuelgan los bacalaos atados de dos en dos por la cola. Una imagen única y muy típica de los pueblos noruegos. No te la puedes perder. 

8. Hacer senderismo con raquetas de nieve

Los meses de febrero, marzo y la primera semana de abril son la época idónea para hacer senderismo con raquetas. En esta época la nieve ha bajado y es más sencillo moverte en plena naturaleza. Sin embargo, sigue existiendo la nieve suficiente como para poder desplazarte en raquetas.

Si haces senderismo de esta forma, no solo disfrutarás de una experiencia única, también  podrás contemplar paisajes nevados de gran belleza. 

>> Descubre Viajes a NORUEGA <<

semana santa en primavera

9. Disfruta de los primeros rayos de sol 

A finales de marzo y principios de abril aparecen los primeros rayos de sol. Es un paisaje que no se puede encontrar en otra época del año: los árboles floreciendo pero cubiertos de nieve, los picos de las montañas helados y las laderas llenas de flores. El sol baña las extensiones blancas y los pajarillos empiezan a mostrar sus cantos. Son unas semanas de gran belleza que mejorarán todas sus fotografías.

Y además, por la noche aún son visibles las auroras boreales. ¿Qué más puedes pedir?

10. Las calles rebosan felicidad

Y tanta belleza contagia a los noruegos de felicidad. Ellos llevan meses en la más absoluta oscuridad con noches que no acaban nunca y por primera vez ven la luz. ¿Y qué ocurre? que salen a la calle, que adornan sus ventanas y los balcones con flores, visten de colores alegres… y en general están de muy buen humor.

En las calles hay música y se respira alegría y felicidad. Sin duda, la mejor época para conocer Noruega. 

11. Duerme en las típicas cabañas de madera – Hytekkos

Otro motivo por el que ir a Noruega en Semana Santa es porque en esta época es habitual el alquiler de las cabañas de madera o Hytekkos. Es decir, podrás encontrarlas muy accesibles y con una gran variedad de alojamientos. 

Estas cabañas son ideales pues se encuentran en las montañas y generalmente frente a paisajes de ensueño. Muchas están cerca de pistas de esquí y desde ellas, al atardecer podrás observar la fauna y durante la noche; las auroras boreales. 

12. Asómbrate con las Auroras boreales

noruega semana santa

Finalmente, y como ya te hemos mencionado, la mayor ventaja de Noruega en Semana Santa son las auroras boreales, las últimas de este invierno, ya que a mediados de abril, será difícil verlas. 

Los lugares ideales para cazar las auroras boreales a finales del invierno según nuestra experiencia son Tromsø y las Islas Lofoten. Y por ello, nuestros viajes entre febrero y marzo se centran en estas zonas. 

Bosques nevados, coníferas gigantescas, lagos en la noche, montañas blancas… y las auroras boreales asomando y llenando con su fulgor toda Noruega. ¿Te lo vas a perder?

Conclusión: No te pierdas Noruega en Semana Santa

Pasar la Semana Santa en Noruega es una experiencia única que deberías experimentar.

Los esquís, los renos y Huskies y las auroras te están esperando. Y lo mejor es que lo vas a acompañar de mucha nieve y chocolate caliente, sin duda, un buen plan para las vacaciones que están por llegar.