fbpx

Que Islandia es una isla lo sabemos todos, pero que es mayor que Portugal o que es 2,5 veces la extensión de Dinamarca, lo saben pocos. Sin embargo, a pesar su extensión, no son más de 340.000 habitantes. Es decir, hay aproximadamente un habitante por cada 3 km2.

Por esta razón, además de por su orografía y su climatología, el transporte público en Islandia es más bien escaso. Aquí no hay tren ni metro en ningún lugar. Para ir de un lugar a otro hay que ir andando, en bicicleta, en coche, en taxi, en autobús o volando.

Está claro que no vamos a recorrer Islandia andando o en bicicleta e ir en taxi o en autobús es muy caro, así que la alternativa es muy clara: desplazarse en coche. Además, la principal atracción de Islandia es su paisaje, por lo que ir en coche, además de ser la mejor opción, nos permitirá disfrutar de la naturaleza.

Llegados a este punto, lo normal es alquilar un coche, que puede ser un turismo o un 4×4 dependiendo de las carreteras por las que nos vayamos a mover. Para alquilarlo, necesitarás tener al menos 20 años y un carné de conducir válido con una antigüedad mínima de un año en el momento del alquiler. Si vas a alquilar un todoterreno o un minibús necesitarás tener al menos 23 años.

A la hora de alquilar, ten en cuenta que la mayoría de los coches son manuales. Si quieres un coche automático, tendrás que solicitarlo explícitamente.

Y una vez alquilado el coche, ¿qué? ¿Cómo nos movemos por la isla? ¿Cuáles son sus normas básicas de circulación? ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora para conducir con garantías?

Todo eso y mucho más en los que te vamos a contar hoy.

Nota: Por suerte, en Islandia se conduce por la derecha, así que no tendrás que adaptarte a conducir por ellas. Una cosa menos de la que preocuparte.

Las Carreteras de Islandia

No, no nos estamos refiriendo a que las conozcas como la palma de tu mano, sino a que sepas distinguir unas de otras. Esto es vital a hora de conducir por Islandia. Ahora descubrirás por qué.

Islandia cuenta con una carretera principal pavimentada con dos carriles (uno en cada sentido), llamada Ring Road o carretera nº 1, que rodea la isla y por la que pueden circular todo tipo de vehículos. Es la única carretera con un único dígito.

Aparte de la carretera 1, tenemos las carreteras secundarias o de dos dígitos (22, 36, 93…), las cuales están asfaltadas en su mayoría y suelen tener también dos carriles (uno en cada sentido). Estas salen de la 1 y/o pasan por poblaciones de más de 100 habitantes.

Luego, tenemos las carreteras de 3 dígitos como la 261 que pueden ser carreteras que unen distintos núcleos de población o caminos privados a casas y otros puntos de interés. Si conectan puntos de interés, suelen estar asfaltadas, si no, suelen ser caminos de grava. Pueden tener uno o dos carriles.

Por último, tenemos las carreteras de montaña, llamadas F roads. Están identificadas con una F de fjall (montaña en islandés). Por estas, junto con las carreteras de Kjalvegur y Kaldidalur, sólo pueden ir los coches con tracción a las 4 ruedas.

Si conduces por estas carreteras con otro tipo de vehículo, te podrán multar hasta con 100.00 coronas islandesas (unos 735 euros).

Una particularidad de estas carreteras F es que tienen diferentes grados de dificultad a la hora de conducirlas.  Hay algunas por las que es fácil conducir y otras en las que es necesario tener experiencia si no quieres sufrir un percance.

Debes tener en cuenta que la carreteras F están cerradas gran parte del año, salvo en verano (de junio a septiembre), dependiendo de la climatología o de la actividad de los volcanes.

Otras cosa a tener en cuenta es que hay carreteras de 3 dígitos que, no siendo de montaña (F), están en bastantes malas condiciones con baches y piedras. Por este tipo de carreteras es muy arriesgado ir en turismo ya que es muy fácil dañar el coche. Si aun así vas a conducir por ellas, reduce la velocidad y conduce con mucho cuidado.

Lo curioso es que también hay caminos que no son carreteras de montaña (F) por las que no puedes pasar si no es con un todoterreno. En la mayoría de los casos está señalizado, no te preocupes. Esto da lugar a situaciones un poco “absurdas” como que no puedas llegar con el coche hasta la puerta de tu alojamiento porque el último tramo es sólo para 4×4. ¿Te imaginas hacer los últimos 50 metros andando y cargado mientras diluvia?

Otro aspecto a considerar es que en Islandia hay bastantes puentes, e incluso túneles, con un único carril. La norma es que el vehículo más cercano al puente tiene derecho a entrar primero, aunque conductor prevenido, vale por dos.

Otra tónica general de las carreteras islandesas son los cambios de rasante sin visibilidad. De esos, en los que no sabes si al otro lado va a ver un coche, una oveja o el vacío.

Además, en Islandia está totalmente prohibido conducir fuera de las carreteras porque perjudica la naturaleza. Si lo haces y te pillan, la multa puede ser más alta que lo que te haya costado el viaje a Islandia. Así que, si no lo haces por respeto a la naturaleza, hazlo por tu bolsillo.

Es verdad que no es frecuente ver vehículos de policía por ahí, sin embargo  hay infinidad de cámaras vigilando las carreteras. Las mismas que utilizan para conocer al momento el estado de cada una de las carreteras, las utilizan para sancionar en caso de infracción por exceso de velocidad, por conducir fuera de las carreteras o por cualquier acto que vaya contra sus normas.

Límites de Velocidad en Islandia

El límite de velocidad en Islandia es de 50 km/h en las ciudades, aunque en zonas residenciales baja hasta los 30 km/h, 80 km/h en carreteras de tierra o grava (incluyendo las de montañas) y 90 km/h en todas las carreteras asfaltadas.

Lo cierto es que, aunque el límite de velocidad de las carreteras no asfaltadas es de 80 km/h,  esta velocidad es totalmente irreal. Estas carreteras son de grava y los baches son bastante frecuentes, por no hablar de que suelen ser carreteras bastante estrechas (en algunas carreteras sólo cabe un coche y no siempre está señalizado) y sinuosas. Ir a 80 km/h por aquí es una irresponsabilidad total. Si lo haces, te estarás poniendo en peligro innecesariamente, aparte de que seguramente acabes con daños en el vehículo que te tocará pagar.

Recuerda que aunque no suele haber coches de policía en las carreteras, hay gran cantidad de radares tanto fijos como móviles. Si te pasas, o te pararán al instante o pronto recibirás una foto muy maja junto con una multa también muy maja.  Para que te hagas una idea: más de 600 euros de multa si sobrepasas en 20 km/hora la velocidad establecida.

Normas de circulación en Islandia

Islandia, aunque esté más cerca de Groenlandia que de Europa, tiene unas leyes de seguridad vial muy similares al resto de países europeos, por lo que en absoluto te van a parecer extrañas.

Por ejemplo, todos los pasajeros, tantos los delanteros como los traseros, deben llevan puesto el cinturón de seguridad y las luces de cruce deben llevarse siempre encendidas. Por supuesto, está prohibido conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, así como el uso del teléfono móvil.

El seguro del coche

El seguro CDW (Responsabilidad de Daños por Colisión) suele estar incluido en el precio del coche de alquiler. Luego, aparte, puedes contratar otras coberturas extras como el seguro contra robo, el seguro a todo riesgo con franquicia, la exención parcial de daños o el seguro a todo riesgo premium.

El seguro contra robo no te lo recomendamos, básicamente porque no te va a hacer falta. Islandia es un país muy seguro y es muy poco probable que te roben el coche. Respecto al resto de seguros, valora pros, contras y coste y decide.

Lo que sí te recomendamos es añadir al seguro la protección contra grava, en especial si vas a conducir por la costa sur de Islandia y atraviesas el sandur Mýrdalssandar en un día ventoso.

Si optas por no alquilar un vehículo y traer el tuyo propio, que sepas que es obligatorio tener la llamada Tarjeta Verde u otra prueba de seguro de responsabilidad civil. Si no dispones de una Tarjeta Verde (o documento equivalente) deberás comprar una póliza de seguro de responsabilidad civil a tu llegada al país.

 

Accidentes más comunes en coche en Islandia

Es importante que conozcas cuáles son las causas más comunes de accidentes por carretera en Islandia. De esta forma, reducirás las probabilidades de verte implicado en uno. Aun así, la mejor forma de evitarlos es conducir con precaución y sensatez.

Las causas más comunes son:

  1. Daños en las ruedas y neumáticos por pinchazo o falta de presión. Los pinchazos de las ruedas no los cubre ningún seguro.
  2. Salirse de la calzada señalizada debido al hielo o a distracciones.
  3. Animales domésticos en la carretera o cruzándola.
  4. Daño en las puertas si se abren cuando hay fuertes vientos. Durante una tormenta, el viento puede alcanzar una velocidad media de 50 m/s (¡¡Ojo!! Metro por segundo, no kilómetro por hora).
  5. Pérdida de tracción en carreteras con grava. Esto suele suceder cuando la carretera de asfalto pasa a ser de grava y no se ha reducido la velocidad para compensarlo.
  6. Conducir en tormentas de nieve o arena o cruzar ríos. Respecto a este último, los daños suelen ser cuantiosos y no los cubre el seguro.

<iframe width=»560″ height=»315″ src=»https://www.youtube.com/embed/TGfePqVJE-U» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>

Aparcamiento en Islandia

Los aparcamientos son gratuitos en la mayor parte del país aunque en el centro de Reikiavik y de Akureyri no siempre es así. Sin embargo, fuera de las ciudades, parar o aparcar el coche en un lado de la carretera es perfectamente normal siempre que no haya rayas en el borde de la carretera. Eso sí, asegúrate de que no obstruyes el paso a otros vehículos y de que eres visible desde todos los ángulos.

Consulta el tiempo antes y durante el viaje

Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, el tiempo en Islandia es bastante imprevisible. Puedes comenzar tu ruta con un sol increíble y transcurrido un rato verte inmerso en una tormenta de nieve. Así es Islandia.

Por eso, antes de empezar el viaje es fundamental que conozcas  el estado de las carreteras y la previsión meteorológica.

Del estado de las carreteras, puedes informarte directamente en la Icelandic Road Administration, el equivalente a la DGT española, bien en el teléfono +522 1777 (te atenderán en inglés) o bien en su web.

Para la previsión meteorológica, las mejores opciones son Safetravel por si hay alguna alerta especial tipo avalanchas y la agencia estatal de meteorología.

Si no estás acostumbrado a conducir con nieve y hielo, lo mejor es que no lo hagas. Esto implica no ir a Islandia durante el invierno o hacerlo pero sólo si vas con un guía conductor o en un viaje organizado.  En invierno hay muy pocas horas de luz, hielo, tormentas de nieve y la única iluminación son los postes reflectantes

Por cierto, si, por casualidad, te encuentras en mitad de una tormenta de nieve y pierdes la visibilidad, reduce la velocidad, pero no te pares en mitad de la carretera o el vehículo que vaya detrás chocará contigo.

Cuidado con los fuertes vientos

En Islandia, el viento puede ser fuerte, tanto que es capaz de llevarse una puerta de un coche en una milésima de segundo, sin exagerar, y eso no lo cubre ningún seguro. Hablamos de vientos hasta de 50 m/s. Remarcamos por si no has leído bien, 50 metros por segundo, no por kilómetro/hora.

Si te encuentras con rachas de viento de ese calibre, reduce la velocidad al mínimo o, mejor aún, para hasta que se pase y reza para que no se lleve el coche contigo dentro. Tranquilo, esto último es una exageración. No sabemos de nadie al que le haya pasado.

Retira la nieve de lunas, faros e intermitentes

Si ha caído una buena nevada y tu coche está cubierto, lo normal es que la quites de la luna tanto delantera como trasera. Puede, incluso, que quites la que se ha acumulado en el techo, pero lo más probable es que no caigas en que en Islandia es imprescindible quitar la nieve de las luces y de los intermitentes, tanto delanteros como traseros.

Esto es vital si queremos que los demás conductores nos vean y sepan para dónde vamos a maniobrar.

Por cierto, antes de emprender tu ruta, asegúrate de que tu coche cuenta con una rasqueta. Si no es así, cómprala o pídela en la oficina donde hayas alquilado el vehículo.

Cuidadín con el “hielo negro”

Los islandeses denominan black ice (hielo negro) a una capa finísima y transparente de hielo que se forma sobre las carreteras y que, a veces, es prácticamente imposible de detectar. Este tipo de hielo se suele formar cuando la temperatura está rondando los 0ºC, pero no baja mucho más, por lo que no hace el suficiente frío como para formar una capa de hielo más gruesa.

En caso de que pises una, el coche perderá tracción y podrías llegar a perder el control del vehículo, sobre todo si no tienes ninguna experiencia en este tipo de lances.

 

Cuidado con las ovejas, van a su aire

Definitivamente, las ovejas islandesas van a su rollo. El coche es más grande y más fuerte que ellas, pero eso les da igual. Están en su territorio y tú te tienes que adaptar a su ritmo.

Lo curioso es que mira que tienen sitio donde pastar, pero no sabemos qué tendrá la hierba del borde de las carreteras, que les vuelve locas. Será que es de mejor calidad o ¡vete tú a saber! Así que conduce con precaución porque donde menos te lo esperas, allí aparecen.

Además, los coches las ponen nerviosas. Es ver uno y ponerse a correr como locas ¡hacia delante! No creas que se van para el prado, no. Así que cuanta más paciencia muestres, menos nerviosas se pondrán y antes te las quitarás de encima, en el buen sentido de la palabra, claro.

Una nota importante. En Islandia, en caso de que, por lo que sea, atropelles una oveja, tendrás que pagarle la oveja a su dueño.

Las gafas de sol, un complemento imprescindible

Da igual la estación del año en la que vayas a Islandia. Necesitarás gafas de sol sí o sí. El sol está tan bajo durante todo el día que te podría cegar cada vez que gires a la izquierda o la derecha. Y no hay muchas carreteras rectas en Islandia. Con eso, te lo decimos todo.

Siempre con el depósito de gasolina lleno

La mayoría de las estaciones de servicio están cerca de las poblaciones y muchas de ellas son autoservicios en los que hay que pagar con tarjeta de crédito o débito aunque una opción interesante, para estos casos, es conseguir una tarjeta prepago.

Algunas incluso tienen los surtidores dentro de cabañas de madera, por lo que o estás muy atento o no las verás.

La cuestión es que no hay muchas poblaciones, por lo que tampoco hay muchas gasolineras y, en ocasiones, están separadas por largas distancias. Por eso, es importante llenar el tanque en cuanto veamos una y no esperar a la siguiente. Lo mismo la próxima ya es demasiado tarde.

Además, ten en cuenta que en las carreteras de montaña (F roads), no hay gasolineras, excepto en la F35 en Hveravellir. Por suerte, suele haber gasolineras cerca de los accesos a las carreteras de montaña. Así que si vas a conducir por una de ellas, llena antes el tanque.

Es interesante que lleves siempre un mapa de la isla encima que refleje la ubicación de las estaciones de servicio. Así, te evitarás muchos problemas.

No te fíes del GPS en Islandia

A simple vista, el islandés parece un idioma imposible, casi a la altura del alemán, pero no es para tanto. Saberse unos trucos básicos, nos facilitará mucho la vida a la hora de conducir. Por ejemplo,  si vemos un cartel indicativo en la carretera con un nombre que acabe en –jökull, estaremos ante un glaciar, si es un bahía, acabará en –vik; un fiordo, en –fjord; un puerto, en -höfn; un lago, en -vatn o una cascada en –foss.

Dicho esto, el problema es que puede haber 3 o 4 sitios que se llamen exactamente igual que el sitio que estás buscando en el GPS. En ese caso, o estás muy seguro de cuál es el correcto o lo mejor es que preguntes a un lugareño. Si no lo haces, seguramente acabes perdiéndote.

 

Descárgate esta app: 112

La aplicación 112 de Islandia es una muestra más de lo bien que está preparado este país para las condiciones climatológicas adversas, sobre todo en invierno.

Como habrás podido deducir, se trata de un app de emergencia, disponible tanto para iOS como para Android, que envía una señal con tus coordenadas a los servicios de búsqueda y rescates islandeses.

Para utilizarla, tienes que descargar la app, poner tu nombre y un número de teléfono y listo.

Además, te recomendamos conectarte de vez en cuando a la app. De esta forma crearás un rastro del trayecto que estés haciendo. Así, en caso de que algo vaya mal, sabrán dónde buscar.

En caso de que te encuentres en una situación de emergencia, tan sólo tendrás que presionar el enorme botón rojo de la app para pedir ayuda. La app enviará automáticamente tu ubicación a los servicios de emergencia para que vayan a rescatarte.

En caso de que no te hayas descargado la app y te encuentres en una situación de emergencia, llama al 112.

Últimas recomendaciones para conducir en Islandia de forma segura

Anteriormente, hemos mencionado lo imprevisible que es el tiempo en Islandia. Nunca sabes lo que te puede deparar, por eso es importante estar preparado. Una buena forma es tener a mano ropa extra abrigada, comida y agua. Nunca sabes cuándo te va a hacer falta.

Hasta aquí nuestros 15 consejos para conducir con garantías por tierras islandesas. Si los sigues, tendrás muchas posibilidades de no sufrir ningún tipo de incidencia o percance durante tu visita a este maravilloso país.