Vatnajökull, el hielo perpetuo milenario

Con casi 8100km2 de superficie, el glaciar Vatnajökull, en donde han sido rodadas escenas de grandes películas y series; y que se ha convertido en un icono a nivel mundial por ser el segundo mayor glaciar de Europa, es una de las areas naturales protegidas más grandes de Europa y que nos permite adentrarnos en un mundo de gélidas cavidades donde se mezclan los tonos blancos y azules del hielo milenario.

Skaftafell, el lugar predilecto y seguramente la joya de la corona dentro del Parque Nacional de Vatnajökull, abarca una colección impresionante de picos y glaciares que se rompen más allá de lo que llega la vista, originando grandes estruendos que provienen de la rotura de estas esquirlas de hielo.

Las lenguas tambaleantes de hielo se vislumbran a medida que avanzamos por los pequeños senderos que recorren el área de Skaftafell, en ocasiones fusionándose con las laderas de las montañas que sirven de contenedor de este hielo perpetuo que ha sufrido grandes retrocesos en las últimas décadas; y que desembocan directamente en la laguna de Jokursárlón o en el propio océano, donde podemos oír crepitar e hielo fundiéndose a larga velocidad.

La libertad puede expresarse de varias maneras, sin duda una de las más puras es poder contemplar la inmensidad de la naturaleza en su estado más original y casi olvidarnos de respirar por ello. Un paisaje espectacular cuya belleza no disminuye con cada hora que pasa, sino que va in crescendo cuando se le da la oportunidad de ser acompañado por las luces del norte o el sol de medianoche.

Sin duda alguna, un espectáculo digno de vivir de la mano de nuestros mejores guías en viajes de 8 días o de 15 días.